Concluye la reurbanización de la calle Trastámara y su entorno con los vecinos "contentos" por el asfalto

 

Concluye la reurbanización de la calle Trastámara y su entorno con los vecinos "contentos" por el asfalto

Así ha quedado la calle Trastámara.
EUROPA PRESS
Publicado 17/05/2017 13:33:47CET

SEVILLA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Después de aproximadamente siete meses de trabajo, ya han concluido las obras acometidas en la céntrica calle Trastámara y sus vías aledañas, para renovar las redes de abastecimiento y saneamiento de agua y remozar los viarios, según ha informado este miércoles el concejal delegado del distrito Casco Antiguo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera (PSOE), en una visita a la zona.

Las obras, promovidas por la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas (Emasesa) con el respaldo de la Gerencia Municipal de Urbanismo, han abarcado las calles Trastámara, Albuera, Sánchez Barcaiztegui, Marqués del Duero, Luis de Vargas, Plaza de Armas y Marqués de Parada, con un importe cercano al millón de euros, para sustituir las redes de abastecimiento y saneamiento de aguas de esta zona y renovar los viarios.

Y es que las redes de abastecimiento y de saneamiento de aguas de esta zona de Sevilla tenían una considerable antigüedad, de unos 40 años, así como un elevado nivel de deterioro que hacía necesaria su completa renovación.

Tras unos siete meses de trabajos, según el edil delegado del distrito Casco Antiguo, las obras se han dado ya por "finalizadas". "Era una obra muy necesaria, tras muchos años sin invertir en esta manzana", ha dicho el concejal, explicando que la renovación urbana de las mencionadas calles, donde han desaparecido plazas de aparcamiento, ha supuesto la sustitución del antiguo adoquinado por asfalto, instalando bolardos en algunos tramos para proteger las aceras y generando espacios de "plataforma única" en otros tramos.

APOYO A LA SUSTITUCIÓN DEL ADOQUINADO

Lola Dávila, presidenta de la asociación de vecinos Estación de Córdoba, ha manifestado de su lado que después de esperar "muchísimos años" esta actuación en el conjunto de la manzana, los residentes están "muy contentos" con el resultado.

Dávila ha reconocido la "polémica" por la sustitución del adoquinado tradicional por un firme de asfalto, pero ha defendido que los vecinos de la zona están "contentos" con esta medida. "El asfalto es menos ruidoso que los adoquines y es mejor para las personas de movilidad reducida, que por desgracia hay muchas en la zona", ha defendido. "La calle ha quedado bonita. Ahora es una zona más residencial y de vecinos", ha dicho Lola Dávila.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies