Condenado a 17 años de cárcel el exagente de Udyco por robar 138 kilos de droga de la Jefatura

Actualizado 14/03/2013 17:39:53 CET

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a 17 años de cárcel y al pago de una multa de 6,6 millones de euros al exagente de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) Lars S.M. por el robo, iniciado a finales del año 2006, de 84 kilogramos de cocaína y 54 kilos de heroína de los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Sevilla.

En la sentencia, de 95 páginas y a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Séptima condena al exagente a nueve años de prisión y seis millones de multa por un delito de tráfico de drogas; a cinco años y una multa de 600.000 euros por un delito de blanqueo de capitales, y a tres años de cárcel e inhabilitación para ejercer la profesión de agente por un delito de robo continuado.

De igual modo, el tribunal condena a su cómplice, Manuel A.N., a 15 años y medio de cárcel y el pago de una multa de 6,5 millones por esos tres mismos delitos, mientras que a su pareja, María Violeta S.G., le impone seis años y medio de prisión y multa de 1,5 millones por un delito de blanqueo y como cómplice de un delito de robo continuado, absolviéndola del delito de tráfico de drogas.

Por último, la Audiencia Provincial condena a dos años y medio de cárcel y 300.000 euros de multa a la mujer del expolicía, María Teresa M.S., aunque en este caso sólo le atribuye un delito de blanqueo de capitales.

La Audiencia considera probado que el exagente y su socio planearon "a finales del año 2006" apoderarse de la "mayor" cantidad que "pudieran" de la droga almacenada en uno de los calabozos de la Jefatura y que procedía de distintas operaciones policiales, para lo que contaron con la facilidad de que Lars, por su pertenencia a la Udyco, tenía acceso al mismo "mediante el juego de llaves" que tenía "en exclusiva" el jefe de la Udyco, el cual "era entregado a funcionarios policiales que por razón de su trabajo necesitaban entrar" en dicho calabozo.

PAQUETES CON AZÚCAR Y CACAO

Según el tribunal, el acusado "logró hacerse" con una copia de estas llaves, por lo que "podía entrar" en el calabozo donde se almacenaba la droga incautada, el cual "carecía de cualquiera otra medida de seguridad". Así, y una vez obtenida la copia, ambos acusados "acordaron" hacer paquetes parecidos a los que se depositaban allí, "encargándose principalmente" de este cometido Manuel A.S. "ayudado" por su pareja, quienes utilizaron para ello su vivienda de Alcalá del Río.

Una vez confeccionados los paquetes con azúcar, yeso y/o cacao "para simular que contenían" la droga, los acusados entregaron los mismos al exagente, a excepción de un paquete con forma de queso que Manuel entregó a Lars en la vivienda del primero en Tomares donde lo habían confeccionado ambos. En los paquetes 'falsos', se encontraron las huellas dactilares y el ADN de Manuel y de su pareja, así como tres huellas dactilares y cuatro ADN "anónimos", por lo que considera que en la elaboración de los mismos "han participado también terceras personas".

En total, los acusados sustrajeron 54 kilos de heroína y otros 84 de cocaína con un valor total de 2.743.400 euros, añade la Audiencia, que asevera que de los calabozos desapareció también una partida de 5,2 kilos de cocaína que habían sido intervenidos en tres cilindros de una máquina de amasar en el aeropuerto de Sevilla, aunque "no consta que en esta sustracción hubiera intervenido alguno de los procesados".

"NOTABLE" INCREMENTO DE SUS PATRIMONIOS POR LA VENTA DE LA DROGA

La Audiencia dice que desde que comenzaron a robar la droga a finales de 2006 y hasta septiembre de 2009, cuando los procesados fueron detenidos, "se produjo un notable incremento" de sus patrimonios debido a las ganancias obtenidas por la venta de la droga a terceras personas no identificadas. Así, "y con el dinero procedente de la venta de la droga sustraída en Jefatura", Lars incrementó su patrimonio en 280.080 euros, adquiriendo un motovelero de 12 metros de eslora, un Mercedes o una motocicleta BMW.

De su lado, la esposa de Lars "colaboró" en ocultar su incremento patrimonial, pues a modo de ejemplo refiere que "consintió" que el Mercedes fuera puesto a su nombre "con conocimiento de que el dinero empleado para ello procedía de los beneficios obtenidos por la comisión de un delito.

En el caso de la otra pareja, el aumento de sus patrimonios lo cifra en 720.278 euros, adquiriendo un inmueble en Tomares, plazas de garaje o una motocicleta BMW. Cada pareja, además, hizo una inversión de 210.000 euros en metálico en ATC Consultores.

La Audiencia, respecto al delito del robo de la droga cometido por Manuel y su pareja, afirma que ello se infiere tanto de las huellas dactilares y análisis biológicos detectados en varios de los paquetes 'falsos' como de sus declaraciones en fase de instrucción, que admitieron haber realizado los paquetes --en total más de 150--, en el caso de Manuel por "encargo" del expolicía. "REPARTO" DE TAREAS

Además, el cómplice no sólo admitió haber realizado los paquetes "sino también que dichos paquetes, en dos de las tres ocasiones, los entregó personalmente en mano a Lars en las cercanías de la Jefatura, en el marco de un plan concebido por ambos, en el que se repartieron los actos a realizar, tanto para sustraer la droga como para venderla en el mercado ilícito".

"De las declaraciones sumariales" de Lars y su socio "se infiere que ambos concertaron un plan para apoderarse de la droga depositada en Jefatura", sin que "la coartada de ambos de que ese encargo de realizar los paquetes" procedía del jefe de la Udyco "tenga credibilidad alguna", pues en el caso de Lars "es absurdo" que el responsable de la unidad se lo encomendara "si no era hombre de su confianza", a lo que se suma que la corroboración externa a sus manifestaciones "no puede ser más clamorosa, ya que el propio Lars ha manifestado que encargó a Manuel la confección de esos paquetes".

Respecto a la pareja de Manuel, la Audiencia afirma que "participó en el robo de droga, si bien su actuación fue meramente auxiliar en la confección de los paquetes", ya que "de sus diez huellas dactilares encontradas, nueve están estampadas en el interior de los envoltorios, por lo que necesariamente fueron elaborados por ella, ya que si solo los hubiera tocado, como manifestó en el juicio oral, sus huellas hubieran sido solo detectadas en el exterior de esos paquetes, no en el interior".

RESTOS BIOLÓGICOS EN EL INTERIOR DE LOS PAQUETES 'FALSOS'

Además, se encontró ADN de la acusada en el interior de los paquetes 'falsos', por lo que concluye que "la cantidad de huellas y restos biológicos de Violeta en el interior de los paquetes descarta y echa por tierra sus alegaciones de que, en una ocasión, tocó accidentalmente esos paquetes".

No obstante, sólo la considera cómplice de este delito, pues "tan sólo se ha acreditado que confeccionó los paquetes a instancia de su pareja sentimental" y tuvo una participación "accidental y de carácter secundario", eso sí, "sabiendo que eran realizados para cometer un delito, prestando su colaboración voluntaria para el éxito de la empresa criminal en el que todos estaban interesados".

En cuanto al delito de blanqueo de capitales, dice la Audiencia que la participación de todos ellos es "palmaria", rechazando en este sentido el argumento del abogado de Lars de que el dinero blanqueado "procede de sus inversiones en negocios y en ganancias obtenidas en las ventas de inmuebles".

Respecto a su esposa, asevera que "la afirmación de que su matrimonio se regía por una absoluta independencia económica se quiebra por la realidad de los hechos, ya que mal se aviene esa independencia con el hecho inobjetable" de la inversión de ATC, "procedente de dinero de Lars que se 'coloca' a nombre de ella", por lo que la condena porque "ayudó o colaboró con su marido para ocultar parte de las ganancias obtenidas por la comisión de un delito".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies