Consejeros del CAA del PP y el PA desoyen a Vázquez Medel y llevan hoy a la Junta su voto particular sobre la TDT

Actualizado 22/06/2007 8:01:12 CET

SEVILLA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los miembros del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) José María Arenzana Seisdedos, Carlos del Barco Galván y Carmen Elías Iglesias, todos ellos consejeros propuestos por el grupo parlamentario popular y el andalucista, presentarán hoy a las 10.30 horas, en la Dirección General de Comunicación Social de la Consejería de la Presidencia, su voto particular en relación con el proceso de adjudicación de licencias de TDT de ámbito Local. Esta decisión la toman "ante la negativa del presidente del CAA, Manuel Ángel Vázquez Medel, de remitirle al Consejo de Gobierno de la Junta el texto íntegro de dicho Informe Preceptivo".

Los citados consejeros remitieron hoy un escrito al jefe del Gabinete de la Presidencia del CAA, al que tuvo acceso Europa Press, en el que explican que "en cumplimiento de lo que consideran sus obligaciones esenciales, aún más al tratarse de un informe preceptivo exigido por la Ley para su remisión al Consejo de Gobierno, y ante la negativa de Vázquez Medel, procederán a registrar la opinión manifestada por escrito en forma de voto particular por cuatro miembros de este Pleno, la cual, deliberadamente, no ha sido enviada al Gobierno".

De hecho, recuerdan que "la votación de dicho informe contó con cuatro votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones, habiendo dirimido el empate el voto de calidad del presidente".

Los firmantes del voto particular en contra fueron los citados consejeros José María Arenzana Seisdedos, Carlos del Barco Galván, Carmen Elías Iglesias y Francisco Gutiérrez Rodríguez --que ya dejó su cargo--, que estiman que "dicho voto particular discrepante es de obligada necesidad dirigirlo y ponerlo en conocimiento del Consejo de Gobierno para que éste pueda contar con el mejor y más adecuado asesoramiento y conocer asimismo la opinión completa del Pleno y de todos sus miembros".

Según el escrito, no haberlo hecho así supone, a juicio de estos consejeros, "un grave y manifiesto incumplimiento, entre otras, de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, cuyo artículo 58.2, a efectos de las notificaciones de los actos administrativos dispone que "toda notificación (...) deberá contener el texto íntegro de la resolución, con indicación de si es o no definitivo en la vía administrativa, la expresión de los recursos que procedan, órgano ante el que hubieran de presentarse y plazo para interponerlos, sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar, en su caso, cualquier otro que estimen procedente".

Además, destacan que "la importancia de este informe se deriva del artículo 4.4 de la propia Ley de Creación del CAA, que establece de forma taxativa que dicho informe se emite preceptivamente a fin de garantizar el pluralismo y la libre competencia en el sector, para prevenir situaciones de concentración de medios y abuso de posición dominante".

"GRAVE DISCORDANCIA" EN EL PLENO

En opinión de estos consejeros, del resultado de la votación puede deducirse "la discrepancia, cuando no grave discordancia, entre los miembros del Pleno en relación con dicho asunto, razón añadida para que, además del cumplimiento de la Ley, se haga aconsejable la necesidad de que el Gobierno pueda conocer todos los extremos relacionados con este tema durante el proceso de adjudicación".

"Este grave hecho pone de manifiesto que una institución como el CAA, autoridad independiente encargada de velar por los principios constitucionales y estatutarios, entre ellos la libertad de expresión, en su ámbito de actuación, ha decidido con este hecho restringir de manera arbitraria a sus miembros de pleno derecho la posibilidad de dar a conocer sus opiniones, no ya a la sociedad, sino incluso ante la autoridad competente que se lo exige legalmente y de forma preceptiva en calidad de Órgano asesor", añade el texto.

En cualquier caso, continúan los consejeros, "y más allá de los incumplimientos legales señalados, los citados consejeros estiman que, en una correcta aplicación de los criterios de mayoría en una democracia bien entendida, la opinión mayoritaria de este Pleno, aunque tampoco de ninguna otra mayoría, puede ni debe secuestrar, hurtar u ocultar las opiniones de las minorías, menos aún tratándose de miembros de un órgano independiente de estas características, asistidos sus miembros por igual de los mismos derechos y obligaciones".

EL CAA SE DEFIENDE

El Consejo Audiovisual de Andalucía manifestó que la decisión de no incorporar los votos particulares a sus resoluciones y, por tanto, que no aparezcan cuando se comuniquen a las partes interesadas o se hagan públicas "se ajusta de manera escrupulosa a la legalidad vigente" ya que fue el Pleno del CAA quien lo aprobó.

En un comunicado remitido a Europa Press, esta institución recordó que el Reglamento Orgánico de Funcionamiento Interno del Consejo establece que "el Pleno determinará la posibilidad, forma y momento de dar publicidad en su caso, a los estudios, acuerdos, informes y dictámenes, así como a cualquier otra actuación o documentación del Consejo".

Añade que "el Pleno del CAA, mediante acuerdo 01/41/2006 de fecha 15 de noviembre, adoptó la decisión de no incorporar los votos particulares a las resoluciones del Consejo y por tanto que no aparezcan cuando se comuniquen a las partes interesadas o se hagan públicas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies