Consistorio dice que no anulará el examen a opositores, que inician impugnaciones y mandarán escrito a Chamizo

Actualizado 04/12/2009 16:39:59 CET

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La directora de la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla, Eva Contreras, transmitió hoy a la representación de los opositores a auxiliar administrativo del Consistorio que critican irregularidades en el proceso examinador que no se anulará el exámen, invitándoles en su lugar a que interpongan los correspondientes recursos si así lo estiman oportuno.

Así lo indicó a Europa Press una de las opositoras, Ana, que señaló que en este sentido los opositores, que podrían volver a reunirse el próximo miércoles 9 de diciembre en el centro cívico Torre del Agua, ya han comenzado los trámites para llevar a cabo la impugnación por vía administrativa, mientras que miembros del colectivo preparan un escrito que será presentado al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo.

Esta aspirante lamentó que, según las respuestas otorgadas por la corporación local, "parece que interesa que vayamos a la vía judicial, para que se tarde años en una resolución", y que el sentimiento generalizado entre muchos de los opositores es de "desamparo".

De hecho, entre el colectivo han comenzado a circular rumores referentes a trámites como la finalización de la corrección de los exámenes o la nota de corte que harían referencia a que el proceso continuará con normalidad.

La intención de estas personas era la repetición de este examen, así como la anulación del proceso selectivo, para lo cual, incluso, se ha solicitado un compromiso por escrito en el transcurso de la reunión que se celebró con la finalidad de constituirse en asamblea y sentar las bases para el encuentro de hoy.

Un centenar de personas se concentraron desde las 11,00 horas del miércoles a las puertas de la Casa Consistorial, que contó con una fuerte protección policial, para protestar por los errores; entre las reivindicaciones de los opositores se encuentran las peticiones para un examen "anónimo, a bolígrafo, con una copia y en sobre lacrado". También criticaron la existencia de personas que durante los exámenes salieron al baño de dos en dos, así como filtraciones previas y el reparto de ejercicios con las respuestas señaladas en algunos casos, lo que derivó, a su juicio, en una "desigualdad de oportunidades".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies