Constructores aseguran que en 2009 se visaron un 74,12% menos de viviendas y vaticinan un 2011 "poco halagüeño"

Actualizado 17/06/2010 16:10:27 CET

La licitación pública, según promotores, invierte en este año 992,2 millones de euros, un 6,32% menos que en 2008 y es "preocupante"

MÁLAGA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Málaga, que celebra hoy su Asamblea General anual, presentó sus datos de 2009 que arrojan un total de 3.370 viviendas visadas, de las cuales 3.000 fueron libres, un 74,12 por ciento menos que las visadas el año anterior, que ya había sido año de recesión.

Por ello, el presidente provincial de ACP, José Prados, junto con el presidente de la Junta de Promotores, y del de la Junta de Contratistas, Miguel Rebollo y Emilio López, respectivamente, calificó el año 2011 de "poco halagüeño" y pronosticó una "fortísima caída" en el empleo unido a la desaparición de un gran número de empresas del sector como consecuencia de la anunciada reducción de la inversión pública.

Además, señaló que en dos años se han perdido más de 60.000 empresas en Andalucía, y en Málaga, en este momento, hay 41.800 parados de la construcción, y apuntó que de 2008 a 2010 ha habido un aumento del desempleo en el sector del 200 por cien. Asimismo, la construcción y promoción, según Prado, tiene unas 27.400 empresas dependientes.

Así, Rebollo señaló que los datos de 2009 reflejan "una absoluta paralización" de la actividad promotora a nivel provincial, ya que la demanda natural estaría en torno a las 20.000 viviendas anuales, según apuntó, al tiempo que indicó que las cifras serían similares a las de los años 60, por lo que, podrían ser "los peores años de la historia reciente de España". Pronosticó, con cautela, que la previsión para este año es que se visen menos de 3.000 viviendas.

De esta forma, también anunció que la situación económica de los ayuntamientos, "algunos en quiebra técnica", se debe a la pérdida de ingresos del urbanismo. Apuntó que "no pensamos que la vivienda debería llegar a las cifras de otros años", aunque, "se debería regular con valentía" para fortalecer el sector.

LICITACIÓN PÚBLICA

Por su parte, el presidente de los contratistas expuso los datos en la provincia de Málaga del año 2009, y cifró la inversión en 992,2 millones de euros frente a los 1.059,1 del año anterior, lo que supone un "preocupante" descenso de 6,32 por ciento, sumado al 50,91 por ciento del año anterior.

Así, alertó sobre el hecho de que la inversión pública en el 2009 cayera en Málaga por debajo de los 1.000 millones de euros, cantidad que desde ACP se considera "imprescindible" para mantener los niveles de empleo razonables, no sólo para la construcción sino para la totalidad del empleo de la provincia.

Por ello, recordó que en Málaga, todos los sectores se ven influenciados por la marcha de los dos que "hacen de pilares de la economía": el turismo y la construcción, por lo que, según López, debe apostarse porque de una forma sostenida éstos marchen, y la "inviabilidad de intentar cambiar de modelo productivo a otro, que a día de hoy, ni siquiera se conoce".

MEDIDAS

El presidente de ACP en Málaga calificó estos años como "el período más crítico de los últimos 30 años" porque, tal y como explicó, "la virulencia de la crisis ha arrastrado en los dos últimos años el crecimiento de 15 anualidades".

Entre las medidas que Prado anunció para mejorar la situación del sector están la necesidad de transmitir confianza en la economía española, por lo que entienden como "absolutamente imprescindible garantizar la sostenibilidad de las cuentas públicas", y para ello se hace necesaria la reducción del gasto público. Aunque consideró como un "gravísimo error" hacer que dicha reducción afecte a la inversión productiva.

Dicho "error", según el presidente de ACP, sólo encuentra justificación en "la falta de rigor del Ejecutivo en el análisis de la crisis actual, que queda demostrado también con las constantes propuestas y contrapropuestas que han ido planteando sin ningún resultado positivo, hasta el momento".

Así, tal y como matizó, la inversión pública se ha convertido en la única capaz de generar actividad económica, al desaparecer por completo la inversión privada. Por tanto, mostró su "enorme preocupación" por el anuncio del Gobierno de reducir la inversión pública para los ejercicios 2010-2011, a la que, casi con "total seguridad seguirán reducciones similares en el ámbito de la Administración local y autonómica"

Ante ello, puso de manifiesto que "la pretensión gubernamental de reducir el déficit público recortando la inversión productiva puede quedar en nada, pues: a menor inversión, mayores niveles de paro, siendo necesario aumentar las partidas dirigidas al desempleo, aumentando por tanto el déficit público".

El presidente de ACP señaló la necesidad de recuperar la competitividad de la economía, para lo cual justificó una profunda reforma del mercado de trabajo que según sus palabras "se tenía que haber realizado de forma racional y mucho antes, por un Gobierno que tenía que haber asumido sus responsabilidades a tiempo".

Para finalizar, resaltó dos problemáticas "lastran" la salida de la actual situación del sector: el difícil acceso a la financiación para las empresas y los particulares y la necesidad de dar una "urgente solución al enorme problema generado como consecuencia de la falta de pago de sus deudas a los proveedores por parte de las administraciones publicas". Según ACP, sólo respecto a las empresas del sector constructor la ACP tiene cuantificadas en más de 150 millones de euros en la provincia de deudas.

PROGRAMA DE VENTA DE STOCK

Con respecto al programa de venta de stock de viviendas que se acordó con la Junta de Andalucía, Prado aseguró que "no ha funcionado" porque, aunque la firma tuvo lugar en diciembre de 2009 hasta marzo no se puso en marcha la página web por ciertas "deficiencias".

Además, el hecho de que no haya funcionado también se debe, según el presidente de ACP, a que los primeros que recibían los contratos o precontratos de los interesado eran las entidades financieras y "actúan como cuello de botella", ya que, hasta hoy en Andalucía se han vendido 89 viviendas y ocho en Málaga.

"El problema de origen es que la Junta creía que estas medidas podían resultar en la venta de vivienda libre como si fueran Viviendas de Protección Oficial (VPO)", indicó Prado.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies