"Contactos" entre la oposición de Alcalá de Guadaíra para una posible moción de censura

Publicado 27/04/2016 16:51:50CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Después de que los concejales del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) pertenecientes a IU-Alternativa Alcalareña y el PA, junto con los dos concejales leales a Podemos en el grupo de Alcalá Puede, hayan iniciado "contactos" para una posible moción de censura contra el alcalde socialista, Antonio Gutiérrez Limones, el Grupo socialista avisa de que la operación carece de "los votos necesarios"·

Recordemos que la corporación municipal alcalareña está formada por nueve concejales del PSOE que gobiernan en minoría frente a una oposición formada por cinco ediles del PP, cuatro de Alcalá Puede divididos entre dos capitulares escindidas de Podemos y otros dos leales de este partido, tres concejales de Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, dos del PA, una de Ciudadanos y otra última concejal que concurrió también por la formación naranja pero ha sido recientemente expulsada de sus filas.

Se trata, así, de nueve concejales del Gobierno municipal socialista frente a 16 de la oposición, si bien después de que las concejales de Alcalá Puede Jésica Garrote y Sheila Carvajal abandonasen Podemos, dicho partido les acusó de ser "cómplices" del Gobierno municipal del socialista Antonio Gutiérrez Limones, por votar a favor de iniciativas controvertidas del Equipo de Gobierno.

De cualquier manera, los siete concejales que suman IU/AA, el PA y los ediles de Alcalá Puede leales a Podemos han iniciado "una ronda de contactos con ediles de la corporación alcalareña que compartan la necesidad de regenerar democrática y políticamente el Ayuntamiento, aboguen por tomar medidas frente a la corrupción y coincidan en la necesidad de sacar al PSOE del gobierno para devolver el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra a sus vecinos", toda vez que el mandato comenzó ya con el fracaso de un intento de promover un gobierno alternativo en la propia sesión de investidura y las dos ediles de Ciudadanos, ahora divididas, votaron a favor del PSOE.

Los socialistas, ante esta maniobra, creen que los promotores de la citada moción de censura "sólo buscan un rédito electoral para los comicios generales que se avecinan, ya que ni disponen de los votos necesarios ni han demostrado capacidad de gestión para una ciudad como Alcalá". "No han aportado ningún proyecto ni propuesta seria para el futuro de la ciudad, limitándose a buscar exclusivamente el enfrentamiento y la bronca, con la que ocultar su falta de trabajo político".

La operación, según el PSOE, parte de "intereses personales revestidos de siglas que o bien han desaparecido, caso del Partido
Andalucista, bien son parte de agrupaciones de electores que están en permanente conflicto con sus bases o, como es el caso de IU-AA, alguno de sus dirigentes se enfrentan a un juicio oral en la Audiencia Nacional por enaltecer la violencia". "Estos restos de formaciones en la oposición municipal tienen su tabla de salvación personal en estos juegos políticos, auspiciados por aprendices de brujos de la estrategia", critican los socialistas.

Para el PSOE, se demuestra así "la única estrategia de quienes, sin tener el respaldo de los votos ciudadanos, pretenden utilizar el Consistorio como altavoz para sus ambiciones personales, una maniobra en la que están instalados desde el inicio del mandato y que se ha desbocado por la inminencia de una nueva convocatoria de elecciones generales con las que ganar una plaza que, si dependiera del trabajo realizado hasta el momento, les eliminaría de la vida política para siempre".

"Por ello -concluye el grupo municipal socialista- utilizan razones absolutamente falsas sobre la realidad de la gestión del equipo de gobierno que observa con tristeza y desagrado comoalgunos de estos servidores públicos no acuden a los foros de trabajo en los que se toman decisiones para mejorar la ciudad y no dudan en achacar a otros su verdadero problema".