Cortés asegura que la Junta ha pagado el 96,7% de la deuda pendiente con las empresas constructoras andaluzas desde 2012

Actualizado 17/12/2013 22:26:34 CET

SEVILLA, 28 8EUROPA PRESS)

La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, ha asegurado este jueves que la Junta de Andalucía ha pagado desde 2012 un total de 1.714,8 millones de euros de la deuda que tenía contraída con las empresas constructoras de la comunidad, lo que supone que ya se ha abonado el "96,7 por ciento" de la misma.

Así lo ha dicho Cortés en el Pleno del Parlamento andaluz como respuesta a una pregunta oral de la diputada 'popular' Rosario Alarcón, quien ha cifrado la deuda de la Administración autonómica con estas empresas a más de 500 millones de euros, según señalan, ha dicho, las propias constructoras afectadas.

Cortés, sin embargo, ha insistido en que su departamento ya ha abonado casi un 97 por ciento de la deuda que tenía pendiente con estas empresas desde 2012 y en que "lo que queda pendiente" también se va a pagar. "A los hechos me remito", ha recalcado.

La consejera ha advertido, además, que "no es posible soplar y sorber a la vez" y que, por tanto, no entiende cómo el PP-A exige a la Junta que pague de forma inmediata a las constructoras cuando el Gobierno de la Nación "obliga a Andalucía, con su reparto desequilibrado" de inversiones a las comunidades autónomas, a hacer un recorte en sus cuentas públicas para 2014 de 1.200 millones de euros.

Frente a ello, Alarcón ha acusado a la Junta de "faltar continuamente a la verdad a la sociedad andaluza" porque, según los datos que maneja su partido, lo que debe la Administración andaluza a distintas empresas se eleva a 1.647,9 millones de euros, de los cuales, en torno a 500 son a empresas constructoras.

Así, tras tachar a la Junta de Andalucía como "la gran morosa de España", la dirigente 'popular' ha considerado "lamentable y bochornoso que cuando la misión de cualquier gobierno es la de contribuir a crear empleo, el Gobierno andaluz sea una fábrica de crear parados".

Además, ha acusado a la Consejería de Fomento y Vivienda de llevar a cabo una estrategia de "burocracia premeditada para no pagar", basada en poner trabas administrativas a estas empresas para retrasar el abono de la deuda. "Qué laxos son para pagar a algunos y lo rigurosos y la de vueltas que dan a los papeles que presentan otros, que son precisamente los que crean empleo", ha lamentado Alarcón para criticar que "con sus amigos" no sean tan exigentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies