Cospedal asegura que hay una situación de "urgencia nacional" y que "el pirómano no puede ser bombero"

Cospedal Y Arenas Este Sábado En Écija
EUROPA PRESS
Actualizado 12/11/2011 16:18:03 CET

Considera que si el 20-N los ciudadanos les dan la confianza, no habrá ganado el PP, ni Mariano Rajoy, "sino España entera"

ÉCIJA (SEVILLA), 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha advertido este sábado de que España se encuentra en una situación de "urgencia nacional" y que "el pirómano no puede ser bombero", añadiendo que los socialistas siempre dejen en este país "más paro, más déficit, más recesión y más desesperanza".

En un acto de partido celebrado en el Teatro Municipal de Écija (Sevilla), en el que también ha participado el presidente del PP-A, Javier Arenas, Cospedal ha asegurado que éstas no son unas elecciones "cualquiera" y que España se está jugando "el futuro de las próximas décadas". "Si el 20 de noviembre los ciudadanos nos dan su confianza no habrá ganado el PP, ni Mariano Rajoy, sino España entera", ha apostillado.

La dirigente 'popular', que ha hecho un llamamiento a los españoles para "arrimen el hombro" y se sumen al cambio, "porque lo que se trata es de sumar", ha considerado que los socialistas son unos "irresponsables" al llamar a la pelea y al enfrentamiento. A su juicio, "parece mentira que se aluda constantemente a la lucha y a la pelea, cuando saben perfectamente que con ello se han escrito las peores páginas de la historia de España".

Tras insistir en que el PP es el partido "de la esperanza, la ilusión y el futuro", así como el partido "de todos los españoles", la secretaria general del PP se ha mostrado convencida de que todos los ciudadanos creen necesario el cambio político, "hasta los votantes del PSOE"."Y si así lo creen, pueden venir a sumar con nosotros", ha afirmado De Cospedal, quien ha insistido en que lo importante es "hacia dónde tenemos que caminar todos juntos" y no de dónde se viene.

Junto a ello, la presidenta de Castilla-La Mancha se ha preguntado quién puede creerse al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, hablando de cómo va a recuperar al empleo, a los ministros de Rodríguez Zapatero o al cabeza de lista al Congreso por Sevilla, Alfonso Guerra. Sobre éste último, ha indicado que representa "la chufla" frente a la "seriedad" de Cristóbal Montoro, candidato 'popular' por la misma provincia.

LAS DEUDAS EN CASTILLA-LA MANCHA

Asimismo, ha indicado que el PSOE no puede presentarse como "abanderado" de las políticas sociales, cuando ha dejado a muchas instituciones "al borde de la quiebra", entre las que ha mencionado a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Según ha explicado, cuando su partido ganó las pasadas autonómicas se encontró "170.000 facturas sin pagar, 2.800 millones de agujero y 7.000 millones de deuda".

"O llega el PP y se pone a gobernar, a poner en marcha políticas austeras y a dejar de despilfarrar o nos llevan a la quiebra", ha afirmado De Cospedal, en relación a Castilla-La Mancha. Por ello, ha criticado que el PSOE-A la ponga a ella como ejemplo de recortes sociales. "Gracias al plan económico que pusimos en marcha pudimos salvar a los servicios sociales del borde de la quiebra, que era donde se encontraban", ha apostillado la dirigente.

En esta línea, la secretaria general de los 'populares', que ha apuntado que "nadie dijo que fuera fácil", ha subrayado que el PP siempre ha dicho la verdad, "lo que llevó a que nos llamaran agoreros y profetas de la catástrofe". A su juicio, los tres instrumentos fundamentales para que España salga de la situación de crisis en la que se encuentra son "decir la verdad, hacer reformas y poner en marcha un gran plan de ahorro y de austeridad". En lo que se refiere a las reformas, ha destacado una nueva reforma laboral y una reforma educativa.

EL CAMBIO EN ANDALUCÍA

Sobre la comunidad autónoma andaluza, la dirigente del PP ha destacado la necesidad de que el cambio llegue a Andalucía y ha indicado que no son solo el 1,2 millones de parados quien "está deseando" que ello ocurra, sino también los ocho millones de habitantes que tiene la región. Así, ha subrayado que, tras 30 años de gobiernos socialistas, hace falta un presidente como Javier Arenas "que tenga claro lo que hay que hacer, con altura de miras y cuya prioridad sea el bienestar de las familias".

Finalmente, De Cospedal también ha querido hacer alusión a las declaraciones del presidente del Junta, José Antonio Griñán, en las que aseguraba que el PP "quiere meterse en la cama de los españoles y en el cuerpo de las mujeres". A este respecto, se ha preguntado qué habría pasado si hubiera sido algún dirigente del PP quien hubiera realizado tal comentario. "¿Os imagináis la que nos hubiera caído?", ha concluido la secretaria general del PP.