Cuatro despachos de abogados se unen como acusación para buscar la "verdad" de lo sucedido en la Madrugá

Detenidas ocho personas por los altercados de la Madrugá
EUROPAPRESS
Actualizado 26/04/2017 15:34:15 CET

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Cuatro despachos de abogados sevillanos representados por los letrados Ernesto Sanguino, Ramón Carbajal, Francisco Serrano y Fernando Rodríguez Galisteo, a los que se ha adherido el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, se han unido para representar de forma "gratuita y altruista" a los perjudicados por los incidentes ocurridos en la pasada Madrugá del Viernes Santo, que se han saldado hasta el momento con la detención de diez personas, y buscar la "verdad" de lo ocurrido.

   Así lo han puesto de manifiesto en rueda de prensa estos cuatro letrados, que han explicado que la iniciativa de unirse para ejercer la acusación particular en nombre de los perjudicados --hasta el momento representan a un colectivo de 20 afectados-- tiene por objeto "buscar la verdad" de lo ocurrido y dirigir las actuaciones contra "los verdaderos culpables de tan aciaga noche" para que "esto no quede en el olvido" y "no se vuelva a repetir".

   En este sentido, han presentado un decálogo en el que explican por qué han decidido personarse como acusación en nombre de los perjudicados por los incidentes de la Madrugá, que están siendo investigados por la juez de Instrucción número 5, siendo el primer objetivo el de "defender nuestro sentimientos religiosos frente a quienes se creen que gozan de impunidad para poder ofenderlos, incluso valiéndose no sólo de agresiones verbales sino también, de la violencia física".

   De este modo, pretenden "depurar todas las responsabilidades que se puedan derivar de lo sucedido, empezando por los autores materiales conocidos y siguiendo con la investigación para encontrar a otros responsables y sin descartar también posibles autores intelectuales y promotores de esa actuación", así como "conocer si se ha tratado de una actuación coordinada y planificada y no una mera actuación aislada de personas sin escrúpulos, simples gamberros o delincuentes comunes".

   Asimismo, estos despachos de abogados quieren "conocer en la medida de lo posible todo lo sucedido, para lo cual se propondrá en la instrucción toda la prueba que pueda ser conducente a dicho esclarecimiento", así como "procurar evitar que se vuelvan a repetir incidentes semejantes en las semanas santas del futuro, garantizando a las Cofradías de la Madrugada y a todos los sevillanos que puedan disfrutar en ese clima de paz, recogimiento y fervor, en una noche tan especial y única para Sevilla".

   Además, otros fines que persiguen con su personación como acusación particular es "no pasar por alto y que no se dé la debida importancia a lo sucedido", ya que "una cosa es no crear alarma social y otra que no se dé la respuesta adecuada, contundente y proporcional a unos actos que han generado el pánico y terror en las calles de Sevilla", y "recabar el apoyo de todos los medios con los que cuente la Administración de Justicia y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en la búsqueda de esa verdad".

INVESTIGACIÓN "SERIA" Y "EXHAUSTIVA"

   También quieren "incentivar, a través de ese conocimiento, que para años venideros se adopten medidas de seguridad, e incluso si caben más ajustadas a la situación y riesgo real, al que se enfrenta la Semana Santa sevillana", así como "promover el orgullo, a través del ejercicio de acciones legales, de sentirse cofrade y amante de la Semana Santa, en toda su máxima expresión.

   Según ha explicado Francisco Serrano, el objetivo es que "se haga una investigación seria, rigurosa, exhaustiva y técnico-profesional". "Vamos a representar a esa sociedad civil sevillana preocupada y perjudicada" y que ha sufrido "lesiones físicas, morales o psicológicas", ya que "queremos que, la próxima Madrugá, se vuelvan a oír las marchas cofradieras y no el sonido de las sirenas de las ambulancias", ha manifestado.

   "No se puede partir de la hipótesis de la confabulación ni de ninguna otra hipótesis, queremos conocer las causas, dejar a la Policía que investigue y nosotros pedir diligencias de prueba complementarias", ha manifestado el exjuez de Sevilla.

   Los abogados que van a ejercer la acusación particular en nombre de los perjudicados han sido víctimas de la Madrugá y también han sufrido sus consecuencias, según ha explicado Ramón Carbajal, quien ha apostado por "aunar fuerzas para presentar una imagen sólida de la sociedad civil en respuesta a lo ocurrido" y "conseguir la averiguación más completa de los hechos".

   De su lado, Rodríguez Galisteo ha abogado por "encontrar la verdad de lo sucedido para tomar medidas de cara al futuro" y buscar a los "verdaderos" responsables de los incidentes ocurridos en la Madrugá, ya que se trata de un delito "grave" contra el orden público y también contra los sentimientos religiosos "que han provocado una situación de pánico e incluso de terror" entre los ciudadanos.

"NO SE TRATA DE BLINDAR EL CENTRO"

   De su lado, el secretario del Colegio de Aparejadores, Javier Gómez Ramallo, ha propuesto elaborar "un plan de planes" que englobe los planes de seguridad individuales de cada una de las hermandades. "No se trata de blindar el centro ni de establecer guetos, Sevilla es una ciudad segura", ha dicho, apostando por "controlar" y no "limitar", pues "no se trata de limitar sino de controlar los aforos, algo que es sencillo y no va a tener una acogida negativa por los ciudadanos".

   Tras abogar por dar a la ciudad el tratamiento de "zona de celebraciones", el representante del Colegio de Aparejadores ha planteado también la creación de una aplicación electrónica, con un código de colores, en la que se informe a los ciudadanos de si una zona concreta de la ciudad está libre o saturada de personas.

   Para finalizar, y cuestionado por si la psicosis a un posible atentado pudo influir en los incidentes, Sanguino ha afirmado que "no se puede orillar que estamos" en alerta 4 antiterrorista, señalando que "esa psicosis existe pero no solo en Semana Santa", a lo que se suma que España "es un país seguro", por lo que no cree que "haya que dirigir la quilla de esta situación hacia la inseguridad o el pánico que el ciudadano pueda tener".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies