Cuatro menores ratifican ante un juez que el dueño de un cibercafé abusó de ellos

 

Cuatro menores ratifican ante un juez que el dueño de un cibercafé abusó de ellos

Actualizado 03/12/2014 17:07:39 CET

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro menores con edades comprendidas entre los 8 y los 13 años de edad han ratificado este miércoles ante un juez de Sevilla que el copropietario de un cibercafé ubicado en el barrio sevillano de Los Remedios abusó sexualmente de ellos en varias ocasiones, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Las mismas fuentes consultadas han precisado que los cuatro menores, de 13, 12, 11 y 8 años de edad, respectivamente, han comparecido en la mañana de este miércoles ante el juez de Instrucción número 2 de Sevilla y han ratificado haber sido víctimas de abusos sexuales por parte del imputado, identificado como F.J.R.P. y que se encuentra actualmente en prisión.

Los menores, de este modo, han asegurado que el imputado les realizó distintos tocamientos y abusó de ellos en el propio cibercafé, mientras que uno de los afectados ha asegurado además que llegó a ir a casa del encausado, donde éste, además de abusar de él, le puso en dos ocasiones películas de contenido pornográfico.

El abogado que ejerce la acusación particular en nombre de las familias de tres de los menores, Manuel Huertas Cantero, ha señalado en declaraciones a Europa Press que su objetivo en este caso es que "se haga justicia" y ha señalado que situaciones como las vividas por estos menores "hay que denunciarlas cuanto antes para poner sobre aviso a la Policía".

EL IMPUTADO, EN PRISIÓN

Al hilo de ello, el letrado ha confiado en que este caso "sirva de ejemplo a otros niños que se encuentran en situaciones similares para que se lo cuenten a sus padres y así se adopten las medidas oportunas" contra los presuntos autores de los hechos.

El imputado fue detenido por la Policía Nacional el pasado día 4 de octubre y, al día siguiente, fue puesto a disposición judicial, reconociendo tanto en sede policial como ante el juez que había realizado los tocamientos a los menores aunque no entendía que estas prácticas fueran de índole sexual.

Tras ello, la Fiscalía pidió su ingreso en prisión dada la elevada pena que le podría corresponder por estos hechos --de hasta 15 años de prisión-- y teniendo en cuenta "la vulnerabilidad de los niños, el fácil acceso a ellos y que el detenido reconoce falta de control y conciencia del mal respecto de los hechos imputados".

DELITOS CONTINUADOS

El juez, en base a todo lo anterior, ordenó el ingreso en prisión del detenido por tres presuntos delitos continuados de abusos sexuales a menores de edad, dos de ellos cometidos además sobre menores de 13 años, pues en ese momento únicamente existía la denuncia de tres de los cuatro menores que han comparecido este miércoles ante el instructor.

Tras su detención, el cibercafé fue cerrado y la Policía intervino tanto el coche del imputado como un ordenador portátil, diversos CD y DVD y una mochila de su propiedad, mientras que los menores fueron trasladados en primer lugar a un hospital de la capital para ser examinados y, posteriormente, a dependencias policiales, donde se les tomó declaración.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies