Sin cubrir aún en Isla Mayor (Sevilla) las vacantes de los guardias civiles detenidos en 2017, según el alcalde

Publicado 10/07/2018 16:25:29CET

DOS HERMANAS (SEVILLA), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Isla Mayor (Sevilla), Juan Molero (PSOE), ha manifestado este martes que el puesto de la Guardia Civil de dicho municipio sigue sin tener cubiertas "las vacantes de los cuatro guardias civiles detenidos" en enero de 2017 por su presunta relación con una red de narcotráfico.

En declaraciones a Europa Press, Molero ha reconocido que la falta de efectivos en el cuerpo se ha traducido en un clima de "inseguridad" fuera del casco urbano de la citada localidad. En concreto, el alcalde ha señalado que con la ausencia de cuatro de los ocho guardias civiles asignados a Isla Mayor, "ha aumentado el número de robos y daños en instalaciones de agricultores" en la zona "más rural" de la localidad, lo que ha llevado a que los efectivos de la Guardia Civil tengan que compensarse con efectivos de la Policía Local.

Además, Juan Molero ha señalado que la citada localidad, ante la falta de efectivos de seguridad, se ha convertido en "el paraíso para los delincuentes" dadas las dificultades para controlar dicho territorio desde la detención de los cuatro guardias civiles, quienes constituían la mitad de la dotación del puesto local de la Benemérita y quienes habrían estado involucrados en una red de narcotráfico.

Así las cosas, Molero ha manifestado que "es en la época de recogida de arroz" cuando más sufren las consecuencias de la falta de efectivos de seguridad, pues continuamente se producen robos de "diversos materiales agrícolas".

OPERACIÓN CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Recordemos que la operación desplegada en enero de 2017 por la Guardia Civil para desarticular una organización dedicada al narcotráfico que operaba desde la localidad de Isla Mayor, introduciendo hachís mediante la navegación de lanchas por el río Guadalquivir, se desarrolló en la citada provincia y además en la de Zamora, con seis detenidos entre los que figuraban cuatro agentes del propio Instituto Armado y el decomiso de 50 fardos de hachís y múltiples vehículos y materiales.

Entre los detenidos, como se había informado, se encntraban un sargento y tres guardias civiles pertenecientes al puesto del Instituto Armado del mencionado municipio sevillano, con lo fueron arrestados cuatro de los ocho agentes del puesto, junto a otros dos ciudadanos, siendo acusados todos ellos de presuntos delitos de organización criminal, trafico de drogas, omisión del deber de perseguir delitos, cohecho, revelación de secretos y contra el patrimonio.