La "decisión" oficial de la Unesco sobre Sevilla señala los "progresos" y pide otro informe para 2015

Giralda de Sevilla
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 14:06:55 CET

SEVILLA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La decisión oficial adoptada por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) tras analizar en la XXXVII sesión de su Comité de Patrimonio Mundial el estado de los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad señala los "progresos" en materia de protección del Conjunto Histórico Artístico de la ciudad. El pronunciamiento de la Unesco, según el documento de decisiones de este cónclave, recogido por Europa Press, reclama igualmente a España, como estado miembro, un nuevo informe sobre Sevilla a entregar antes de febrero de 2015.

La Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias de Sevilla, principales monumentos de la ciudad y buques insignia del turismo sevillano, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987. Su destino como Patrimonio Mundial ha estado marcado por la torre de 178 metros de altura que promovía Cajasol-Banca Cívica, ya fagocitada por CaixaBank, en el sector sur de la isla de la Cartuja, una localización que dista aproximadamente 1.600 metros del enclave del casco histórico de Sevilla donde se alzan los citados monumentos.

EN LA CUERDA FLOJA

Porque la propuesta de resolución elevada a debate el pasado mes de junio de 2012 en la XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, defendida de hecho por el Centro de Patrimonio Mundial, consideraba que el proyecto de la torre supone un "impacto visual altamente adverso" sobre la localización de estos monumentos y su relación con el río Guadalquivir y el resto de monumentos de la ciudad.

La propuesta en cuestión, sustentada en las recomendaciones del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), abogaba por incluir a estos monumentos en la lista del Patrimonio Mundial en peligro y reclamar a España, como estado miembro de la Unesco, la "suspensión inmediata de todo trabajo" en la torre, diseñada por el arquitecto César Pelli. Esta propuesta, no obstante, no prosperó y la resolución definitiva de la Unesco daba cuenta del "impacto visual altamente negativo" del proyecto, pero sólo reclamaba una serie de medidas para "evitar desarrollos similares en el futuro" en la ciudad hispalense y mitigar los efectos visuales de la torre sobre el paisaje histórico.

DE NUEVO AL COMITÉ DE PATRIMONIO MUNDIAL

Ya en junio de este año, en el marco de la XXXVII sesión del Comité de Patrimonio Mundial, la Unesco debatió una propuesta que daba cuenta de los "progresos" o avances con la "finalización y aprobación" de planes especiales de protección para el Conjunto Histórico Artístico de Sevilla, señalando que estos instrumentos de planeamiento deben estar completados "durante 2013".

"La zona de amortiguamiento (de los monumentos declarados Patriomonio Mundial) estará enteramente cubierta por planes especiales de protección", señalaba la propuesta en cuanto a los planes especiales de protección promovidos por el Ayuntamiento de Sevilla para los diferentes sectores del Conjunto Histórico Artístico.

LA NUEVA "DECISIÓN" DE LA UNESCO

En ese sentido, la Unesco ha publicado ya un documento fechado el pasado 5 de julio y titulado "decisiones adoptadas por el Comité de Patrimonio Mundial en su 37 sesión". Dicho documento, recogido por Europa Press, detalla la "decisión" adoptada en el caso de Sevilla dando cuenta, merced a la propuesta de resolución debatida, de los "progresos" alcanzados en la "finalización y aprobación de planes especiales de protección para los sectores del Conjunto Histórico" con la conclusión de los mismos "en 2013", así como la inminente "cobertura completa" de la zona de 'amortiguamiento' de los monumentos con dichos planes especiales y el empeño de las autoridades locales por "establecer adecuadas medidas de control" de cara a las nuevas construcciones.

La decisión incluida en este documento, además, toma "nota" de que la "no colaboración con Icomos", extremo censurado en la previa propuesta de resolución, ha sido "hasta cierto punto asumida" en los estudios necesarios para evitar otras construcciones de gran altura que pudiesen implicar un impacto adverso en los valores universales de los monumentos sevillanos declarados Patriomio de la Humanidad, pero señala no obstante "la petición" cursada por España a Icomos para "comenzar este procedimiento". Finalmente, la "decisión" de la Unesco contempla solicitar a España que remita antes del 1 de febrero de 2015 un nuevo informe al Centro de Patrimonio Mundial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies