Declarada en concurso de acreedores la sociedad municipal de Guillena y designados sus nuevos administradores

Actualizado 22/10/2012 20:09:32 CET

GUILLENA (SEVILLA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los juzgados de lo Mercantil de Sevilla han aceptado, finalmente, la declaración de concurso de acreedores solicitada el pasado mes de julio por el consejo de administración de la sociedad 'Desarrollo Industrial y Promoción Rural Agraria' (Diprasa), perteneciente al Ayuntamiento de Guillena. A tal efecto, esta declaración ha sido acompañada de la posterior designación de los administradores concursales que, en adelante, gobernarán las riendas de esta sociedad municipal cuyas deudas superarían los 26 millones de euros.

Según han informado a Europa Press fuentes municipales, fue a comienzos del mes en curso cuando fue aceptada la declaración de concurso de acreedores acordada el pasado mes de julio por el consejo de administración de Diprasa. Los concejales de Izquierda de Guillena, de su lado, han criticado que esta información haya sido "sustraída" a las fuerzas de oposición, dado que no habrían tenido conocimiento de este aspecto a través de los cauces oficiales.

Durante aquella sesión del consejo de administración, además, fueron aprobadas las cuentas del ejercicio 2011, --saldadas con pérdidas por valor de 2.648.349,10 euros--, el informe y la memoria de gestión de la empresa, aspectos que contaron con el voto favorable del PSOE y la abstención de Izquierda de Guillena, toda vez que el grupo de concejales de IU-CA no contaba con su consejero y el consejero del Grupo popular abandonó la sesión antes de la votación, según el Ayuntamiento.

LA DERIVA DE DIPRASA

Ya en julio de 2011, el consejo de administración de Diprasa resolvía comunicar a los juzgados de lo Mercantil de Sevilla el inicio de "las negociaciones previas a la declaración de concurso". Tal iniciativa constituía un intento de evitar que esta sociedad municipal que contaba con una plantilla de 19 empleados se viese inmersa en un concurso de acreedores, toda vez que la empresa habría cosechado pérdidas por valor de 1,24 millones de euros en 2009 y de casi 376.000 euros en 2010. Posteriormente, y al objeto de ganar liquidez y desembarazarse de cargas financieras, el consejo de administración de Diprasa aprobaba una subasta pública destinada a enajenar un lote de propiedades que incluía parcelas, 29 naves de un polígono industrial, 53 viviendas protegidas en régimen de alquiler, locales e incluso un hotel.

Pero según el Ayuntamiento, han resultado "infructuosos" los intentos por salvar la empresa, que suma ya una deuda de 26.806.687,65 de euros. La deuda hipotecaria asciende a algo más de 17,5 millones de euros, mientras que la de proveedores asciende a poco más de 100.000 euros, el débito a la Seguridad Social es de 156.939 de euros y el relativo a Hacienda es de 586.904 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies