Dejar de fumar reduce en más de un 50 por ciento el riesgo de infarto de miocardio, según cardiólogos andaluces

Cirujanos durante una intervención quirúrgica
Europa Press/Archivo
Actualizado 30/05/2011 17:04:56 CET

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Dejar de fumar reduce en más de un 50 por ciento el riesgo de sufrir un infarto de miocardio, según sostienen cardiólogos de la Fundación Andaluza de Cardiología (FAC), en el marco del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebrará este martes 31 de mayo.

Según la FAC, el tabaco es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, es la causa directa de casi el 15 por ciento de las muertes en Andalucía y adelanta hasta en 12 años la aparición de un infarto de miocardio.

Desde esta sociedad científica han advertido de que el tabaquismo se relaciona con la génesis de la enfermedad arterioesclerótica, toda vez que han insistido en que el consumo de tabaco es un factor de riesgo cardiovascular de primer orden. De hecho, advierten de que la incidencia de patología coronaria en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población, aunque su consideración por parte de ésta como factor de riesgo no esté aún suficientemente valorada.

Por ello, desde la FAC consideran necesario concienciar a la población sobre el efecto pernicioso que este elemento de riesgo tiene sobre la salud de las personas , resaltando que, a diferencia de otros factores, es modificable y evitable.

Así, han subrayado que pasados tres años del abandono del tabaco el riesgo de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular del ex fumador es el mismo que el que no haya fumado nunca. La supresión de esta hábito puede producir un efecto de gran calado en morbimortalidad cardiovascular con la consiguiente repercusión socio-económica.