Denuncian la desaparición de un joven de 19 años en Montellano y la familia teme "lo peor"

 

Denuncian la desaparición de un joven de 19 años en Montellano y la familia teme "lo peor"

Actualizado 17/06/2010 13:48:07 CET

MONTELLANO (SEVILLA), 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La familia de un joven de 19 años de edad natural de la localidad sevillana de Montellano, identificado como Francisco Javier Romero, ha denunciado su desaparición ante la Guardia Civil, ya que en la mañana del pasado sábado abandonó el domicilio familiar "para hacer un recado" y, desde entonces, la familia "no ha vuelto a saber nada" de él.

En este sentido, el padre del desaparecido, Joaquín Romero, señaló en declaraciones a Europa Press que, el pasado sábado, su hijo se despertó, desayunó y, en torno a las 9,00 horas, le dijo a la madre que iba a salir "a hacer un recado", tras lo que abandonó el inmueble ubicado en Montellano "sin documentación, dinero y sin el teléfono móvil".

De este modo, precisó que, en el momento de irse de casa, su hijo, de complexión delgada y 1,75 metros de estatura, llevaba puesto un pantalón vaquero de color claro, un chaleco y unos zapatos de deporte negros, por lo que quiso hacer un llamamiento a la ciudadanía para que, "si lo han visto", lo pongan en conocimiento del Instituto Armado.

Al hilo de ello, Joaquín Reyes puso de manifiesto que, tras la desaparición de su hijo, familiares y amigos lo han buscado por las localidades de Alcalá de Guadaíra, Utrera o Morón de la Frontera, además de en Montellano, así como por la capital hispalense, concretamente en el Polígono Sur.

"AQUÍ HA PASADO ALGO RARO"

Tras ello, dijo que su hijo "tiene problemas con las drogas", por lo que la familia baraja como hipótesis que la desaparición pudiera estar relacionada con ese aspecto. "Aquí ha pasado algo raro, porque desde el sábado no sabemos nada de él y no hay ninguna pista que indique su posible paradero", apostilló.

En esta línea, Joaquín Reyes incidió en que su hijo "ha podido tener complicaciones" derivadas de sus "problemas" con las drogas, por lo que afirmó que la familia "teme lo peor, que lo hayan apuñalado y lo hayan tirado a un arroyo", aunque dijo mantener la esperanza y confió en que vuelva a casa "sano y salvo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies