Derecho a Morir Dignamente considera que la decisión de la Junta en el caso de Inmaculada es "valiente y consecuente"

Actualizado 01/03/2007 15:01:00 CET

SEVILLA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), César Caballero, tildó hoy de "valiente y consecuente" la decisión de la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, de retirar el respirador que mantiene con vida a Inmaculada Echeverría, después de que el Comité Autonómico de Ética y el Consejo Consultivo de Andalucía hayan emitido sendos informes avalando esta petición de la propia paciente.

En declaraciones a Europa Press, Caballero subrayó que "ésta es la primera vez que, de forma tan pública y notoria, se pronuncia de esta forma una Administración", por lo que agradeció la "actitud valiente y consecuente con la letra de la ley" de la consejera del ramo, destacando que este anuncio "sienta también un precedente para casos similares posteriores".

Con todo, el portavoz de DMD, quien recalcó que en este caso "siempre estamos hablando de la solicitud de retirada de un tratamiento", puntualizó que "el hecho de que se siente precedente en el respeto de los derechos de los pacientes, no significa que sea una incitación para que otros enfermos en la misma situación de Inmaculada hagan lo mismo".

"Estamos hablando de la retirada de un tratamiento, al igual que si una persona con cáncer terminal dice que no quiere un tratamiento con quimioterapia", expuso a modo de ejemplo Caballero, quien insistió que con esta garantía "no se le está diciendo a otro paciente en su misma situación que haga lo mismo".

Además, reiteró que este anuncio "supone avalar, arropar y no dejar abandonado al enfermo en un derecho que reconoce la propia Ley", reiteró que con esta acción "se está avalando que los derechos que están en el papel al final se puede ejercer" y negó la advertencia lanzada por asociaciones y grupos pro-vida de que el caso de Inmaculada puede reabrir un "falso debate" acerca de la conveniencia de aprobar una ley que despenalice la eutanasia.

Caballero, quien reconoció que desde la asociación DMD "llevamos 22 años trabajando por la despenalización de la eutanasia", quiso dejar claro que desde la asociación "jamás hemos hablado en el caso de Inmaculada de un derecho de eutanasia". "El caso de Inmaculada no tiene nada que ver ni con la eutanasia ni con el suicidio asistido", sentenció.

Así, a su juicio, "lo que ocurre es que los grupos pro-vida consideran que la legalidad está muy constreñida y es algo muy pequeño, cuando en realidad la legalidad es bastante amplia y hay que recorrer todas sus esquinas para que los enfermos puedan ejercer sus derechos, cuales quieran que sean", aseveró.

Por todo ello, concluyó que "es falso decir que estamos alentando la eutanasia por recorrer la legalidad vigente", precisando que dicho debate se reabriría en el caso de Inmaculada "si tras retirarle el respirador Inmaculada no se muere".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies