Despliegue de operarios y policías en la Campana para retirar veladores merced a la supresión decidida

 

Despliegue de operarios y policías en la Campana para retirar veladores merced a la supresión decidida

Publicado 17/04/2017 17:45:14CET

Sólo la confitería y las dos hamburgueserían habrían tenido veladores instalados en el momento de la operación

SEVILLA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

En el marco de la decisión ya definitiva de suprimir los veladores en la plaza de la Campana y reducirlos un 80 por ciento en la calle San Fernando y un 60 por ciento en la avenida de la Constitución, operarios movilizados por el Ayuntamiento de Sevilla y acompañados por un fuerte despliegue policial han realizado este lunes una actuación en la céntrica plaza de la Campana, saldada con la retirada como mínimo de todos los veladores de la confitería homónima.

Una portavoz autorizada de la histórica confitería La Campana ha narrado a Europa Press que después de instalar esta mañana la terraza de veladores, en torno a las 13,00 horas, la plaza de la Campana ha sido el escenario de un despliegue de operarios del Ayuntamiento, acompañados de numerosos agentes de Policía.

Merced a la decisión adoptada ya de modo definitivo por el Ayuntamiento de Sevilla, para suprimir todos los veladores de la plaza de la Campana y reducir drásticamente los de la calle San Fernando y la avenida de la Constitución, por motivos de movilidad y de estética, el despliegue habría comenzado en un momento en el que de los seis establecimientos hosteleros de la plaza de la Campana, sólo la confitería homónima y las dos hamburgueserías habrían instalado sus terrazas de veladores.

En ese sentido, todos estos negocios contarían ya con notificaciones respecto a que quedan sin efecto las autorizaciones concedidas en su momento para la instalación de veladores.

PRIMER INTENTO SIN ÉXITO

Los operarios movilizados por el Ayuntamiento habrían intentado retirar los veladores, desistiendo de este primer intento al estar buena parte de los mismos ocupados por clientes de estos negocios, toda vez que incluso algunos trabajadores se habrían sentado en las sillas, como muestra de oposición a la medida.

No obstante, un segundo intento de retirar las sillas y mesas sí habría tenido efectos. Según ha informado esta portavoz autorizada de la confitería La Campana, este segundo intento se habría saldado con la retirada de "todas las sillas y mesas" de este negocio y su carga en una camioneta, bajo la supervisión de "tres técnicos del Ayuntamiento". "Después de retirarse, volvieron a presentarse y se han llevado todo el mobiliario de la confitería", ha narrado esta portavoz del negocio.

Al respecto, el presidente de la asociación de empresarios de la hostelería de Sevilla, Pablo Arenas, ha señalado a Europa Press que la consumación de esta medida supone "un día muy triste, porque estamos ante el posible cierre de un establecimiento emblemático para la ciudad", a cuenta del peso de los veladores en la facturación de los negocios hosteleros.

EL CONFLICTO DE LOS VELADORES

La Gerencia de Urbanismo, para estas medidas, esgrime motivos de movilidad y de estética, avisando de que en el anterior mandato, con el PP al frente del Ayuntamiento, había crecido "un 50 por ciento" el número de veladores autorizados en estos espacios, toda vez que "el 95 por ciento" de los 31 negocios hosteleros de estas tres zonas concretas habría protagonizado diferentes y repetidas infracciones relacionadas con los veladores. Uno de ellos, de hecho, no contaría con autorización para instalar veladores.

La medida, en cualquier caso, supone según el Gobierno local socialista la "recuperación" de unos 676 metros cuadrados para el tránsito de peatones. "Hay sitios por lo que no se puede ni caminar", avisaba el concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz (PSOE), toda vez que el Gobierno local socialista defiende que estas medidas derivan de la "proliferación indiscriminada" de los veladores durante los últimos años, a cuenta de las autorizaciones concedidas durante el anterior mandato del PP.

Frente a la aprobación definitiva de esta medida, la Asociación de Empresarios de la Hostelería avisa de "consecuencias inmediatas" con la pérdida de 63 empleos directos asociados a los 189 veladores que desaparecerán, manifestando además su temor por el posible "cierre" de negocios.

Los hosteleros, además, exponen que la medida es "excesiva y lesiva" y deriva de una "imposición" que ha carecido de verdadera "negociación o diálogo". Igualmente, defienden que las licencias en vigor fueron renovadas hasta acabar diciembre de este año y sería "ilegal" acometer directamente los ajustes aprobados, como planea el Gobierno local del PSOE.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies