Detenido en Sevilla un acusado de herir a dos policías que realizaban un test de alcoholemia a un conductor

Publicado 10/03/2018 20:26:47CET

SEVILLA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Sevilla ha denunciado al conductor de un vehículo por circular bajo los efectos del alcohol, y ha detenido a uno de sus acompañantes, que se bajó del vehículo y arremetió contra los agentes, causándoles lesiones por las que éstos han requerido asistencia sanitaria.

Según informa el Ayuntamiento de Sevilla en una nota, los hechos se produjeron cuando una patrulla de la Policía Local se encontraba detenida en un semáforo y observó un vehículo en la Avenida Doctor Leal Castaño, que al realizar el giro invadía hasta dos carriles del sentido contrario y desobedecía la señal de circulación prohibida excepto para servicios públicos.

Los agentes lograron darle alcance a pesar de que circulaba zigzagueando, y cuando se colocaron a su altura solicitaron que parase la marcha, advirtiendo síntomas de embriaguez.

Cuando el vehículo se detuvo, uno de los ocupantes del turismo se apeó del asiento trasero y se dirigió hacia el agente que se encontraba a los mandos del vehículo policial presuntamente con la intención de agredirlo. No lo consiguió gracias a la rápida reacción del compañero, que pudo frenarlo llegando por detrás, si bien se resistió lanzando puñetazos y patadas, explican desde el Ayuntamiento.

En el control de la situación también colaboró un agente del Cuerpo Nacional de Policía fuera de servicio que acudió en auxilio cuando advirtió la situación.

El presunto agresor quedó detenido mientras que al conductor del vehículo se le realizó la prueba de alcoholemia que dio un resultado positivo y que duplicaba el máximo permitido, por lo que se le informó de la puesta en conocimiento judicial de todo lo sucedido, en tanto que el vehículo quedó inmovilizado.

En el vehículo se encontraban además dos mujeres a las que se les tomó declaración y que manifestaban haber conocido al supuesto agresor esa misma noche, añadiendo que no entendían lo sucedido, y que por esa razón gritaban al detenido "dónde vas, dónde vas, que son policías", una declaración que corroboró el conductor.

Debido a la "fuerte resistencia" mostrada en la detención, ambos agentes resultaron lesionados y requirieron asistencia sanitaria, aunque no han causado baja para el servicio.