Diputación aprueba en Pleno proyectos con fondos Feder para obras de la red de saneamiento en varios municipios

Actualizado 29/12/2009 17:55:49 CET

SEVILLA 29 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Sevilla aprobó hoy por unanimidad, en el último Pleno de este año, los proyectos con fondos europeos Feder para las obras de renovación de la red de saneamiento de diversos municipios de la provincia.

El proyecto fue apoyado por el portavoz del PP en la Diputación, Juan Bueno, que sí realizó dos observaciones. Así, hizo referencia al "retraso del programa", aunque tenga un carácter bianual, pues "estamos a finales de 2009 y nos encontramos en el primer expediente de contratación", aseguró.

Por otro lado, hizo hincapié en que los fondos Feder "son los mismos de siempre", y añadió que la Diputación "habla de estos fondos porque probablemente no tenga nada más que decir"; según indicó, "parecen una lluvia de millones, y su repetición constante no va a hacer que lleguen más fondos a la provincia". Además, Bueno puntualizó que no se conoce la cantidad de dinero que ha llegado de estos fondos en 2009.

Por su parte, el diputado de Hacienda y Patrimonio, Manuel Domínguez (PSOE), señaló que "pasean tanto estos fondos" porque "tienen un recorrido y hasta 2011 no acaba el proyecto", y añadió que "estamos en el proceso normal que nos habíamos marcado". Así, respondió al popular diciendo que "le debería importar más si las redes de saneamiento se están haciendo", en referencia a la transmisión de dinero que se ha hecho en el presente año.

Este argumento fue compartido por el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, al decir que los fondos Feder "tienen una temporalidad y lo que hace falta al final es ejecutar el programa".

APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS 2010

De otro lado, la Diputación de Sevilla aprobó los presupuestos para el próximo 2010, cifrados en 391 millones de euros, un 1,4 por ciento por debajo del de 2009, en un proyecto que contó con el voto en contra del Partido Popular.

Así, en el debate sobre los presupuestos llevados a cabo el pasado 26 de noviembre, el PP pidió la retirada del proyecto del PSOE basándose en un informe de la Intervención de la institución provincial sobre la evaluación del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria que arroja un saldo no financiero negativo de 36 millones de euros.

De este modo, se reduce en más de 30,5 millones la aportación de carácter tributario del Gobierno central, mientras que cerca del 60 por ciento --233,8 millones de euros-- se dedicará a gastos de carácter social, entre los que se incluyen las partidas destinadas a servicios públicos básicos (67,8 millones), actuaciones de protección y promoción social (102,6) y producción de bienes públicos de carácter preferente (62,8).

En el apartado de servicios públicos básicos, que supone el 17,34 por ciento del total del gasto social, se incluyen las partidas de vivienda y urbanismo (34,9 millones), bienestar comunitario (11,7), medio ambiente (7,5) y seguridad y movilidad ciudadana (13,5).

Por su parte, el PA propuso renovar el convenio con la CHG para el arreglo de caminos rurales, un Plan de Apoyo al Comercio Provincial, un estudio de viabilidad empresarial de la provincia, destinar el 50 por ciento del remanente a ayudas directas a los ayuntamientos para el pago de las deudas con proveedores, estudiar la posibilidad de crear una Oficina del Suelo no Urbanizable en colaboración con la Junta y estudiar el incremento, con los remanentes de 2009, de las partidas destinadas a los parque de bomberos.

De igual modo, IU apostó por la elaboración de un plan generador de empleo, una segunda edición del Plan extraordinario de Urgencia Municipal, condonar la aportación municipal al Plan Anual de Inversiones 2010, un programa extraordinario de colaboración con el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad, un Plan de Vehículos y Maquinarias, adquisición de suelo para ampliar el parque de vivienda pública, medidas mitigadoras del cambio climático, subvenciones para nuevas tecnologías de comunicación inalámbrica, reducir la tasa del Opaef y el incremento de una serie de partidas destinadas a programas específicos.