La Diputación elige un nuevo tribunal para sus oposiciones a bombero y repite el 5 de mayo la prueba anulada

Bomberos sofocando un incendio
ARCHIVO
Publicado 26/03/2018 13:34:51CET

Los servicios jurídicos de la institución dilucidarán sobre su personación o no en la investigación judicial

SEVILLA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla ha elegido un nuevo tribunal para la convocatoria promovida para cubrir en turno libre 61 plazas de bombero vacantes en su plantilla de funcionarios, después de que las posibles anomalías detectadas en los resultados de la prueba inicial celebrada el pasado 3 de marzo llevasen a la institución a revocar el tribunal inicialmente constituido, anular la citada prueba y elevar el asunto a la Fiscalía. Además, la institución ha fijado para el 5 de mayo la repetición de la prueba anulada ante tales circunstancias.

Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la Diputación provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, junto a la diputada provincial de Servicios Públicos Supramunicipales y portavoz del Gobierno provincial socialista, Trinidad Argota, en cuya área se encuadra el servicio provincial de prevención y extinción de incendios.

Como se recordará, tras la prueba tipo test celebrada el pasado 3 de marzo en el marco de este concurso oposición, el secretario y el presidente del tribunal designado para la valoración de dichas pruebas, --en concreto un habilitado nacional de la Secretaría General y el subjefe de Recursos Humanos de la propia Diputación--, elevaron un escrito a la Presidencia de la institución avisando de circunstancias que inducían a pensar en "algún tipo de anomalía".

En concreto, había sido detectado "un número excesivo de preguntas acertadas para la media de estos casos por parte de un grupo de opositores" que, por cierto, serían precisamente funcionarios interinos que hasta ahora habrían ocupado las plazas sometidas a concurso en esta oposición en cuestión.

Todo ello, cuando el documento que contenía las preguntas del test de la citada prueba estuvo siempre "custodiado" por el secretario y el presidente del tribunal, autores de la denuncia, o "bajo llave y vigilancia de un agente de seguridad".

MEDIDAS TAJANTES

Ante esta tesitura, la Diputación decidió disolver el tribunal constituido para esta oposición, anular la prueba celebrada el pasado 3 de marzo y elevar los hechos a la Fiscalía, para que el Ministerio Público dilucide si ha mediado alguna actuación de carácter delictivo. En paralelo, el presidente de la Diputación ordenaba que "en el plazo máximo de 10 días" se constituyese un nuevo tribunal para retomar el proceso selectivo.

Ya este lunes, Fernando Rodríguez Villalobos ha mostrado en rueda de prensa la resolución de Presidencia que tenía lista para firmar, al objeto de designar a un nuevo tribunal para la oposición y fijar para el 5 de mayo la nueva celebración de la prueba test anulada a cuenta de las "anomalías" detectadas.

Así, Fernando Rodríguez Villalobos y Trinidad Argota han defendido que la institución provincial, ante estas "sospechas de que sucedía algo raro" en el proceso selectivo, ha actuado con celeridad para disolver el tribunal inicialmente constituido, anular la prueba afectada por tales anomalías, elevar el asunto a la Fiscalía y promover la nueva celebración de la prueba, con un tribunal distinto al inicial.

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer", han defendido, manifestando que si las actuaciones de la Fiscalía se traducen en una denuncia en firme y la apertura de una causa judicial, los servicios jurídicos de la Diputación "opinarán" y determinarán si procede que la Diputación se persone como parte en las hipotéticas diligencias judiciales.