Diputación inicia la retirada del amianto en el Cortijo del Cuarto

Actualizado 08/07/2015 15:41:48 CET

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla, a través de su sociedad instrumental Sevilla Activa, dará comienzo este jueves a las obras para la recuperación voluntaria del suelo contaminado por amianto en la parcela de su propiedad, situada en Cortijo de Cuarto y donde antes se encontraba la fábrica de Uralita, en el sevillano barrio de Bellavista. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 155.000 euros, financiado íntegramente por la institución presidida por Fernando Rodríguez Villalobos.

En un comunicado, remitido a Europa Press, la Diputación detalla que este proyecto de recuperación voluntaria del suelo se realiza con "todas las autorizaciones y permisos de las instancias competentes" en este tipo de actuaciones y con las "máximas" medidas de seguridad para los operarios de la empresa especializada Befesa Gestión de Residuos Industriales S.L., que desarrollan los trabajos, y para los vecinos de la zona.

Así, destaca que tanto la Asociación de Vecinos de Bellavista, como la Asociación Avida, de víctimas del amianto, como los vecinos, han prestado su apoyo al proyecto de recuperación voluntaria del suelo y a la retirada de la tierra contaminada, en lugar de su soterramiento.

Detalla que esta actuación es "pionera" en Andalucía y consiste en la retirada de la tierra contaminada, su traslado a un centro de tratamiento de residuos, posterior análisis y comprobación, por un laboratorio especializado, del no riesgo para la salud de los suelos ya descontaminados y, con los resultados favorables de este análisis en la mano, rellenar con "tierra de préstamo" (sin contaminación de ningún tipo) la parcela, para que vuelva a su estado originario.

Según el cronograma, la actuación está previsto que dure unos 25 días. En los primeros tres días se retira la tierra contaminada; entre 15 y 20 tardarán los resultados del análisis de comprobación del terreno ya descontaminado y, en dos o tres días más, se produce el relleno de la parcela, para dejarla en su estado originario.

En este marco, insiste en que se han extremado todas las medidas de seguridad, con previsiones de riegos antes, durante y después de la ejecución de la retirada de la tierra y previsión de paralización de los trabajos con vientos superiores a los 20 kilómetros por hora.

EL PROCESO

Cabe recordar que en febrero de 2013 la denuncia de los vecinos de la zona alerta a la Diputación de Sevilla sobre una posible contaminación por amianto de estos suelos, algo que es después confirmado por los diferentes estudios, por lo que en marzo la Sociedad Sevilla Activa inicia el procedimiento de gestión para dotar de presupuesto los trabajos de recuperación e iniciar las contrataciones necesarias.

Así, según la información recogida por Europa Press, en julio de 2013 se produce el informe de Inspección Suelo contaminado por la empresa Inerco y en octubre de ese mismo año se finaliza la ampliación de ese informe, a propuesta de la Consejería de Medio Ambiente. En marzo de 2014 comienza la redacción del proyecto de recuperación del suelo, obteniendo junio el informe favorable de la Junta andaluza y obteniendo la licencia municipal de movimiento de tierras en noviembre. Las obras son adjudicadas a Befesa en diciembre de 2014, tras lo que se aprueba en abril de 2015 el plan de trabajo por parte de la autoridad laboral, concretamente por parte de las Delegaciones de Medio Ambiente y de Empleo de la Junta.

Sin embargo, las obras habían comenzado a finales de abril, cuando los operarios iniciaron sus labores de actuación con el roturado de la tierra, tras lo que la Policía Local visitó el tajo como consecuencia de la denuncia de un grupo de vecinos de Bellavista, temerosos de que pudieras afectarles la retirada del material. Tras esto, la Diputación mantuvo encuentros con vecinos, profesionales del centro educativo y padres de los alumnos, para detallarles las garantías de seguridad aprobadas e incluidas en su proyecto de actuación, acordando reiniciar las obras en horario no lectivo para su mayor tranquilidad, algo que finalmente se ha aplazado ante la subida de las temperaturas, por lo que se ha comenzado a realizar una vez finalizadas las clases del colegio público 'José Sebastián y Bandarán'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies