Diputación de Sevilla impulsa servicio de Mediación Comunitaria con ayuntamientos realizando 1.000 actuaciones en 2017

Publicado 09/06/2018 11:42:04CET

SEVILLA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla, a través de su Área de Cohesión Social e Igualdad y con la colaboración de los ayuntamientos, ha impulsado desde el año 2013 un programa de Mediación Comunitaria y Convivencia, fundamentalmente extrajudicial y de carácter provincial, que contabilizó en 2017 más de 1.000 mediaciones y 300 actividades comunitarias y de convivencia.

La diputada de Cohesión Social e Igualdad, Lidia Ferrera, ha expresado que desde la Diputación "entendemos los Servicios Públicos de Mediación y acciones de convivencia, como una obligación de los poderes públicos desde la óptica comunitaria", según ha informado la institución provincial en una nota.

Por ello, ha continuado, "proponemos un servicio estable y sostenible en el tiempo, de titularidad pública y de acceso universal, como recurso legal que satisface la necesidad general y básica de gestionar pacíficamente los conflictos, en un marco acordado de derechos y deberes de la ciudadanía".

Este programa contempla la prestación en cada municipio de un servicio social público y gratuito de mediación de conflictos y actividades conforme la Ley 1/2009 de la Junta de Andalucía de Mediación Familiar, y la Ley 5/2012 estatal de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles para la convivencia pacífica y la paz social desde un enfoque comunitario y metodología común.

Asimismo, el proyecto completa el abanico de servicios con el objetivo de "favorecer la cohesión social, adoptando ésta como un medio promovido desde las administraciones públicas". Dicho servicio tiene, además de su rentabilidad social, un efecto de impacto en una mayor eficacia y ahorro en el resto de servicios sociales que se prestan.

Implantando de forma progresiva y con una experiencia piloto previa hasta extenderse a finales de 2017 a todos los municipios y entidades locales autónomas menores de 20.000 habitantes de la provincia de Sevilla, el programa toma como eje de su actuación a los Servicios Sociales Básicos municipales de la provincia --comunitarios--.

Así, dichos servicios son los que han trabajado "más intensamente en las facetas procedimentales y en programas incluyentes en materia de cohesión social". Además, tienen una mayor experiencia de transversalidad de las actuaciones de integralidad de las intervenciones y de trabajo en Red y su línea de trabajo contempla la multifactorialidad de los problemas y sus posibles soluciones.

Además, se vincula la mediación y la generación de una cultura de convivencia pacífica incluidas en la prestación de Servicios Sociales Básicos a la ciudadanía que presenta más problemas y mayor carencia de recursos, generando una nueva cultura en la prestación de esos servicios.

El Programa de Mediación establece la tipología y los espacios en los que se producen los conflictos y trabaja desde los aspectos preventivos, convivenciales y extrajudiciales sobre cuatro clases de conflictos --de intereses, de valores, de identidades y normativos-- en los ámbitos familiar, mercantil, civil, convivencial, para la inclusión social, víctima-ofensor, urbana o ciudadana relacionada con asuntos públicos. Añade a la mediación presencial personalizada la mediación 'on-line' cuando la naturaleza de los problemas lo permite o la situación así lo obliga.

De ese modo, el Programa de Mediación y Convivencia de la Diputación de Sevilla actualmente agrupa, bajo una metodología común de trabajo cooperativo con la participación y colaboración de los ayuntamientos, la prestación de un servicio público de mediación y gestión de conflictos a una población heterogénea dispersa en 88 municipios y dos entidades locales autónomas (ELA), donde convergen diversas realidades y situaciones, desde tres vertientes que trabajan en red.

Por un lado, un Servicio Municipal de Mediación, público y gratuito en cada ayuntamiento para la resolución de los conflictos, compuesto por un total de 121 profesionales cualificados y registrados, para evitar que los conflictos se conviertan en acciones violentas resultado de enfrentamientos y terminen o vuelvan a la vía judicial.

Asimismo, un Servicio Provincial con cinco profesionales itinerantes que coordinan el programa, interviene como mediadores en los supuestos en que el mediador municipal no puede intervenir, en aquellos municipios o ELAs que carecen del servicio y que trabajan para que se integre y asimile en la provincia la cultura de la mediación, del pacto, del acuerdo, en todos los integrantes de la comunidad.

Por último, un equipo de 16 empleados públicos del resto de las Áreas de la Diputación de Sevilla que actúan como asesores, formadores o informadores a tiempo parcial de temas específicos --medio ambiente, jurisprudencia, ciencias del trabajo, urbanismo y arquitectura-- cuando el caso lo requiera o para colaborar en aquellas partes del Programa que requieran de sus conocimientos.

El programa se ubica en los Centros Sociales de Miraflores, dependientes de la Diputación, con identificación del mismo y servicio a prestar con una dirección de correo electrónico, una comunidad virtual activa y teléfonos de atención de la demanda. La Diputación ha capacitado académicamente y facilitado la práctica profesional de la mediación a todos los integrantes del Programa a través de instituciones universitarias públicas.

Actualmente ya se encuentran activos 86 servicios municipales y un Servicio de mediación en una ELA de mediación con un mediador en cada municipio menor de diez mil habitantes y dos mediadores por municipio entre 10.000 y 20.000 habitantes. Además, se ha trabajado por fases de tal modo que el equipo central está trabajando desde hace cuatro años, realizando mediaciones, coordinado la formación académica de mediadores municipales y desarrollando las prácticas profesionales de esos mediadores.

Cabe señalar que existe una sistemática de seguimiento técnico y una comunidad de práctica profesional de los mediadores comunitarios y se desarrolla de forma permanente un plan de promoción con actuaciones de sensibilización, gestión, participación y convivencia comunitaria a colectivos y agentes sociales.