La dirección de Sevilla-I señala que los últimos incidentes son "aislados" y derivan de conflictos entre internos

Publicado 12/05/2017 14:32:03CET

No son "enfrentamientos directos" con funcionarios, sino que se deben a la intervención de éstos para "sofocar conflictos entre internos"

SEVILLA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección del centro penitenciario Sevilla-I ha explicado este viernes que los dos incidentes ocurridos los pasados días 7 y 10 de mayo en dicho establecimiento --en los que varios funcionarios han resultados heridos supuestamente a manos de internos-- son "aislados" y "se deben a la intervención de los funcionarios con gran profesionalidad y propia de su labor para sofocar conflictos entre internos".

De esta manera, y mediante un comunicado, la dirección de Sevilla-I "niega tajantemente" que dichos dos incidentes "obedezcan a enfrentamientos directos de internos contra funcionarios, tal y como se ha publicitado".

Desde la dirección de Sevilla-I se han pronunciado de esta manera después de que la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) informase a Europa Press de un suceso según el cual el pasado domingo un interno de la cárcel sevillana lesionó a cuatro funcionarios que le redujeron después de que intentara apuñalar a otro preso con un objeto metálico y punzante de 15 centímetros.

Posteriormente, este jueves, la misma agrupación alertó de otro incidente que se habría registrado el pasado miércoles, cuando un interno de Sevilla-I supuestamente agredió e intentó morder a un funcionario que finalmente resultó lesionado y sufrió una rotura en una de sus muñecas, según informó Acaip.

Al hilo, la dirección de Sevilla ha querido realizar una serie de "aclaraciones" este viernes, comenzando por señalar que los referidos son "incidentes aislados y no actos motivados por enfrentamientos directos contra los funcionarios, sino fruto de la mera intervención de los funcionarios en la resolución de conflictos surgidos entre internos, y que tienen lugar como fruto del desarrollo de la actividad propia del medio penitenciario".

La dirección añade que el centro penitenciario de Sevilla-I alberga una media de 1.200 reclusos para lo que se dispone de una plantilla de alrededor de 500 trabajadores, lo que supone una ratio de funcionario/interno "más que suficiente".

La dirección de Sevilla-I quiere "resaltar que los funcionarios, y en especial los destinados al área de vigilancia, desempeñan sus funciones de manera ejemplar, con gran profesionalidad y, en todo momento, velando por la vida y la integridad física de los internos". De esta manera, "se logra el clima adecuado para que la vida en prisión se lleve a cabo de manera ordenada y se facilitan las tareas de rehabilitación y de reinserción de los reclusos".

"En este quehacer diario y por la idiosincrasia propia de la actividad penitenciaria suceden en ocasiones incidentes regimentales, sin que exista ningún repunte de incidentes regimentales, accidentes laborales..., según consta en las estadísticas que elabora este centro al respecto", añade la dirección de Sevilla-I, que "en los últimos años ha implementado importantes mejoras en el área de seguridad tanto interior como exterior se refiere", según precisa.

Para ello, explica que se ha dotado al centro de "importantes y más que suficientes" medios de seguridad pasiva y de equipos de protección individual que, "junto a la profesionalidad demostrada por la plantilla, hace que los incidentes que pudieran producirse sean solventados de manera eficaz y rápida".

En cuanto al perfil de internos que alberga el centro, desde la dirección de Sevilla-I destacan que la mayoría se encuentran en régimen ordinario, teniendo "alrededor del 80 por ciento de la población reclusa ubicada en módulos de respeto, donde el nivel de corresponsabilidad del interno es mayor y, por tanto, el perfil de peligrosidad es más bajo; un 15 por ciento se encuentran en módulos ordinarios y un cinco por ciento en los departamentos restantes, sin que, por lo general, existan internos clasificados en primer grado de tratamiento".

"Entre los numerosos programas que se llevan a cabo destaca, por su importancia, el programa Paiem, destinado a internos que padecen algún tipo de enfermedad mental, así como el programa Paidj, gestionados por sendos equipos multidisciplinares", añade la dirección del centro, para la que "estos datos ponen de manifiesto la implicación y el buen hacer diario del personal de los distintos Cuerpos de Instituciones Penitenciarias que componen la plantilla del establecimiento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies