La directiva del sector F de Almensilla ratifica su denuncia inicial

Protesta de afectados del conflicto del Sector F de Almensilla
EUROPA PRESS
Publicado 24/09/2016 10:03:34CET

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente y el secretario de la junta de compensación del Sector F de Almensilla, Francisco C.M. y Juan Carlos A.H., respectivamente, han ratificado este pasado viernes ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Coria del Río, su denuncia inicial en cuanto al presunto desfalco de varios millones de euros en las cuentas de la entidad, según han informado a Europa Press fuentes del caso, precisando que ambos han acudido en calidad de perjudicados, dado que figuran como investigados en las diligencias del caso relativas a las cuentes en sí de la entidad.

La citada instancia judicial, entretanto, tiene fijada para el próximo 6 de octubre la comparecencia como investigado de Juan Carlos Navarro, a cuenta de su papel como auditor de las cuentas de la entidad, toda vez que Julio Mateos Palacios, quien fuera tesorero de la junta de compensación, sigue en prisión provisional desde que fuese detenido el pasado mes de agosto en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Fue el pasado 18 de agosto, en concreto, cuando el juez ordenó el ingreso en prisión provisional de Julio Mateos, arrestado pocos días antes en el aeropuerto de Madrid Barajas, tras ser deportado por las autoridades de la República Dominicana. Mateos se había refugiado en este país caribeño tras desaparecer en mayo de 2015, cuando confesó haberse apropiado de dinero de la junta de compensación del Sector F, en la que ostentaba el cargo de tesorero.

Para asegurar y satisfacer la responsabilidad civil del presunto desvío de dinero; 3.706.718 euros según calculaba la Policía Nacional, el juzgado ordenaba que el detenido entregase como fianza 4.810.000 euros; los 3,7 millones de euros calculados más el tercio que exige la Ley.

EL DESFALCO DE ALMENSILLA

Hablamos del conflictivo Sector F de Almensilla, donde después de los no pocos problemas surgidos en torno a este desarrollo urbanístico, el presidente y el secretario de la junta de compensación formularon a finales de mayo de 2015 una denuncia contra el tesorero de la misma, Julio Mateos Palacios.

En su denuncia, recogida por Europa Press, exponían que antes de una reunión prevista para ultimar un acuerdo bancario para liquidar paulatinamente una deuda de 8,5 millones de euros, resultado de la quita de una deuda original de más de once millones, recibieron un correo electrónico del tesorero con un contenido preocupante.

"Me es muy difícil escribir esto, pero no tengo fuerzas para decíroslo ni siquiera por teléfono. He cogido dinero de la junta (de compensación) y he intentado desde enero acelerar unas ventas para reponerlo, pero no lo he conseguido. Sé que os meto en un problema, pero no tengo forma de solucionarlo ahora mismo. Escribo esto como declaración para todos los compañeros. Ahora mismo no sé que voy hacer, estoy simplemente deambulando, pensando. En fin, no sé qué deciros más, solo pediros perdón. Como podéis imaginar no tengo animo ninguno de ir a la reunión, mañana os llamo y hablamos", figuraba textualmente en dicho correo.

Tras recibir este correo electrónico, el presidente y el secretario de la junta de compensación, según la denuncia, intentaron contactar telefónicamente con el tesorero, siendo "imposible localizarlo", con lo que formularon la citada denuncia.

Merced a los citados acontecimientos, el Juzgado mixto número uno de Coria del Río resolvió la imputación o investigación del citado tesorero de la junta de compensación, Julio Mateos; el presidente de la misma, Francisco C.M.; el auditor de la junta de compensación, Juan Carlos Navarro; el secretario, Juan Carlos A.H.; el exalcalde de Alemensilla José Carlos López (IU-CA); el exalcalde socialista Carlos Ufano; el exconcejal socialista Ismael Antonio P.F.; Jorge H.O.; Antonio G.S.; Mariano G.R.; Antonio B.R.; José L.M.; una persona más identificada como Rafael R.N. y a la propia junta de compensación como persona jurídica.

Según la Policía Nacional, Julio Mateos se habría apropiado indebidamente de unos 2,5 millones de euros desde 2006. "Prevaliéndose de su posición, se fue apropiando de cuantiosas sumas de dinero", expone la Policía, según la cual "se estima que el desfalco total podría ascender a más de 3.706.718 euros, con un gran número de afectados que rondaría en torno a las 600 familias".

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA ADULTERADO

El fugitivo también estaba siendo buscado por otros dos juzgados de Sevilla por un presunto delito de estafa y por un presunto delito contra la salud pública. Esta última causa se originó al detectarse que algunas de las numerosas empresas en las que ostentaba cargos mercantiles, se dedicó a la venta de aceite de oliva virgen extra adulterado que, si bien en un principio ofrecía una calidad a un precio competitivo, finalmente, y bajo el mismo etiquetado, contenía aceite de semillas o de orujo, e incluso aceite lampante -usado como combustible para lámparas- y no apto para el consumo humano.

Por estos hechos se procedió a la detención de un hermano, su hija y su yerno y se procedió a la retirada del mercado de los aceites comercializados por sus empresas.