El director del ICAS replica al PP que el grado de ejecución presupuestaria se eleva al 72 por ciento

Actualizado 10/08/2016 18:56:07 CET

SEVILLA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Después de que el Grupo popular del Ayuntamiento hispalense haya denunciado públicamente que los gastos autorizados para las inversiones presupuestadas por el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) se reducen a un 7,5 por ciento del total, el director de dicho organismo, Francisco Cerrejón, ha defendido que el grado de ejecución presupuestaria se eleva al 72 por ciento.

En un comunicado, Cerrejón ha lamentado que el Partido Popular "se invente los números" en relación a las políticas culturales del Ayuntamiento de Sevilla, "que ahora no sólo tienen un presupuesto, sino un grado de ejecución mayor que con el último año de gobierno de Zoido, aunque fuese año electoral". En este sentido, Cerrejón ha recordado que el presupuesto del ICAS en 2016 es de 10.256.277 euros, de los que según dice, en julio se habían ejecutado 7.457.272, lo que representa "un 72 por ciento de la cantidad consignada".

"Esta ejecución es 12 puntos superior a lo que sucedió el pasado año, cuando el presupuesto fue de 8.335.794 euros de los que en estas fechas se habían ejecutado 5.017.415 euros, lo que suponía un 60,1 por ciento. El crecimiento de este presupuesto fue de casi dos millones de euros, un 23 por ciento más con respecto a los presupuestos anteriores", defiende Cerrejón.

"No sólo se ha incrementado el presupuesto total, sino que se ha materializado a estas alturas de ejercicio mucho más lo que logró Zoido", ha destacado Cerrejón. Así, ha señalado "un nuevo impulso a la industria cultural local, a la que se había dado la espalda", a través de los diversos programas culturales que se han llevado a cabo este año en colaboración con los promotores locales, como es el caso de '+Cultura en Primavera'. Igualmente ha reseñado "el aumento de la cifra presupuestada en los distritos, que en 2015 fue de 100.000 euros, y que con el Gobierno de Juan Espadas ha llegado a los 176.000 euros con un nivel de ejecución similar".

Para continuar, el director ha asegurado que "el trabajo serio ha antecedido a la política de las fotos que no condujeron a nada" del gobierno anterior, pues se ha avanzado "desbloqueando situaciones jurídicas con los promotores de la obra del Espacio Santa Clara que el PP dejó como herencia, o programando usos reales y equipamientos y recursos para la Fábrica de Artillería o la Factoría Cultural", que serán los que definan "los presupuestos que se van a destinar en consenso con sus futuros inquilinos y su actividad".

Esta política de seriedad será la que "marque la vida de espacios que serán realmente culturales, para que no suceda con en el Mercado de la Puerta de la Carne, donde prometió un espacio para creadores que desembocó en un centro comercial, en el que al final, habrá un espacio para la cultura".

Realidades que continúan por la conmemoración del Año Murillo "que tiene en su haber las fotos de Zoido por un lado, y por otro, las realidades que se han gestionado en estos meses de gobierno" como es el trabajo con los ministerios de Cultura y Hacienda para obtener ventajas fiscales a las empresas que apuesten por su patrocinio que el alcalde anunció este martes.

Cerrado este aspecto, el Gobierno Municipal continuará "recabando el apoyo de todas las administraciones para completar un presupuesto en función de las indicaciones del recientemente creado Comité de Expertos y los comisariados correspondientes, que ahora son realidades tangibles y no declaraciones de intenciones de las que se ha tenido que partir de cero".

Una situación parecida, según dice, a lo que ha sucedido con la colección Bellver, en la que "se han perdido cuatro años por el capricho de Zoido", que insistía en su colocación en el Pabellón Real, "a pesar de que no es un espacio idóneo por tener cero posibilidades expositivas, algo que deberían haber deducido si su prioridad hubiera sido ofrecer realidades y no fotos".