A disposición judicial un varón por presunto maltrato a sus dos hijos en Sevilla

Actualizado 06/12/2016 13:06:32 CET

SEVILLA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Sevilla ha puesto a disposición judicial a un varón de 56 años tras supuestamente insultar de forma "degradante, amenazar gravemente, agredir y expulsar" del domicilio familiar a dos de sus hijos, uno de ellos menor de edad, por un presunto delito continuado de violencia doméstica, a pesar de que ya tenía una orden de alejamiento de su pareja por hechos similares y acumulaba diez detenciones por situaciones similares.

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la policía ha detenido a este varón cuando el pasado domingo recibía un aviso en el 092, en donde varios vecinos alertaban de una situación de violencia de este varón a sus dos hijos, una joven de 23 años y un menor de 15 años.

En el lugar de los hechos, concretamente en el distrito Cerro Amate de la capital, ambos detallaron cómo su padre, tras haber bebido alcohol, los insultó de forma degradante y vejatoria y los amenazó con un cuchillo, llegando incluso a expulsarles del domicilio familiar. Así, la joven presentaba hematomas y erosiones en brazos, cuello y rostro al interponerse en la agresión del padre al menor, quien de su lado, no presentaba heridas.

Según sus testimonios, estos episodios de violencia familiar vienen produciéndose desde hace seis años por parte de su madre y otro hermano, con los que compartían vivienda. Recientemente, los dos chicos habían vuelto al domicilio paterno, en el que habían comenzado a reproducirse estas situaciones de forma "reiterada".

DIEZ DETENCIONES ANTERIORES

Con estos datos, los agentes han detenido del padre, un varón de 56 años de edad, que acumulaba diez detenciones anteriores y una orden de alejamiento --en vigor desde julio de 2015-- de la madre de las víctimas.

En el interior de la vivienda, se pudo observar la existencia de los cuchillos que habían sido supuestamente utilizados para las agresiones a los hijos, según sus testimonios, así como restos de alcohol y elementos relacionados con el consumo de estupefacientes. Para ello, el Grupo Diana de la Policía Local, especializado en este tipo de situaciones, se ha hecho cargo de la investigación del caso.

Por su parte, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha insistido en "la necesidad de denunciar este tipo de hechos para evitar situaciones de violencia en el seno de las familias y las graves consecuencias para los menores de edad y para el resto de integrantes de las familias".