Ecologistas en Acción exige al próximo Gobierno "poner límites" para "no degradar" el medio ambiente

Actualizado 21/02/2012 15:58:56 CET

Aborda cuestiones y compromisos en política de costas, agua, conservación de la biodiversidad, transportes o energía

SEVILLA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización Ecologistas en Acción Andalucía ha recogido en un documento, titulado 'Nuestras propuestas para 12 políticas', su postura como grupo y sus exigencias de cara a los próximos comicios andaluces del 25 de marzo para los distintos partidos políticos que presentan candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Entre las mismas, destaca la solicitud de "poner límites naturales" al crecimiento material de la comunidad, pues "se está degradando el medio ambiente y se está poniendo en riesgo, no solo el bienestar de las personas, sino su supervivencia".

Ecologistas en Acción, que recuerda "no es una organización apolítica", reivindica el ecologismo social en un documento, al que ha tenido acceso Europa Press, donde lamenta que la política en Andalucía "no es sostenible, sino 'sostemible'". "La angustiosa situación de recesión y paro tiene que ser un estímulo para un decrecimiento sostenible que ofrezca empleos verdes", añade.

Por otro lado y antes de pasar a enumerar una serie de compromisos que proponen en doce ámbitos de actuación política, Ecologistas en Acción Andalucía crítica que las políticas urbanística y energética en la comunidad han generado "crecimientos desmesurados" con resultados como "el despilfarro energético, elevados niveles de contaminación, bloque de las energías renovables, especulación inmobiliaria o la destrucción de ecosistemas litorales". Igualmente, también ha mostrado su rechazo al escudo antimisiles estadounidense de la base militar de Rota (Cádiz) y ante la falta de participación ciudadana en los órganos de control medioambientales.

En política energética, la organización ecologista andaluza apunta que el objetivo debe ser "promover actuaciones que contribuyan a evitar un Cambio Climático peligroso", para lo que es "necesario" reducir las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) hasta situarlas "a mitad de siglo un 80 por ciento por debajo de las de 1990".

En este campo, el documento propone reducir la demanda final de energía en cada uno de los sectores presentes en Andalucía y, especialmente, en los edificios públicos, reduciendo el consumo "al menos en un 20 por ciento al final de la legislatura respecto al comienzo de la misma"; incrementar la producción de energías renovables; la obligación de incorporar energía solar térmica y fotovoltaica en los edificios; desarrollar la energía eólica marina en zonas costeras apropiadas, seguir con la promoción de las centrales termosolares y construir plantas de biomasa térmica y eléctrica con criterios sostenibles.

Para Ecologistas en Acción Andalucía el transporte y las grandes infraestructuras son causa del "actual caos en la ordenación del territorio y principal motivo de la pérdida de habitabilidad de las ciudades". En este sentido, solicita "una moratoria a la construcción y ampliación de autovías, trenes de alta velocidad, puertos y aeropuertos, cancelando proyectos no adjudicados aún"; para a continuación invertir las inversiones, pasando éstas a la recuperación y mejora de los servicios ferroviarios, al transporte público y los medios no motorizados.

CIERRE DE NERVA

En políticas de residuos, crítica que "la generación de residuos por personas no hace sino crecer", por lo que solicita una revisión "urgente" de los planes andaluces de residuos peligrosos y no peligrosos, haciendo hincapié sobre la prevención, la reutilización y el reciclado, así como el abandono de la incineración como método de gestión. Del mismo modo, espera que se alcance para el final de legislatura "al menos un diez por ciento de reducción en peso de los residuos generados"; realizar el sellado, aplicación del impuesto sobre vertido en todos los residuos y restauración ambiental de los vertederos incontrolados o cerrar el vertedero de Befesa en Nerva (Huelva), entre otras concreciones.

"Situaciones como la acumulación de 75 millones de toneladas de fosfoyesos radiactivos al lado de Huelva, el constante trasvase --bunkering-- de hidrocarburos en la Bahía de Algeciras, la acumulación de balsas mineras tóxicas en Sevilla y Huelva, el vertido al mar sin depuración alguna de ciudades como Algeciras o el incremento de los residuos peligrosos en el vertedero de Nerva, son amenazas para nuestro mermado medio ambiente y para la salud de la población y bombas de relojería para las generaciones futuras", ha lamentado, indicado que confía en que el próximo Gobierno andaluz efectúe un estudio epidemiológico "riguroso" para ver la causa de la mayor prevalencia de enfermos de cáncer en Sevilla, Huelva y Cádiz.

El documento, recogido por Europa Press, señala que hablar de suelo es "sinónimo" de urbanismo, construcción y de "destrucción y especulación", por lo que propone "impedir la recalificación de nuevos suelos hasta que no se haya ejecutado, al menos el 90 por ciento, del suelo clasificado en el planeamiento general en vigor"; no legalización ni regularización de viviendas ni urbanizaciones ilegales que incumplan el texto original del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) o la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), así como la demolición de todo lo construido ilegalmente y que no haya prescrito la infracción; prohibir los convenios urbanísticos y la venta de los derechos de edificabilidad de los ayuntamientos; y un compromiso político de un pacto anticorrupción, que incluya la destitución inmediata de cualquier cargo electo o de libre designación, que esté imputado, procesado o condenado por la justicia.

Por otro lado y en referencia a las políticas de materia hidráulica de la Junta, Ecologistas en Acción propone como "inexcusables" descartar la construcción de embalses y trasvases, cerrar los pozos ilegales, reducir el consumo de agua, restaurar el dominio público hidráulico y depurar los vertidos de todos los núcleos urbanos.

ABANDONO "DEFINITIVO" DEL DRAGADO DEL GUADALQUIVIR

Igualmente, solicita "abandonar definitivamente la propuesta de dragado del Guadalquivir"; el control de vertidos industriales y mineros de Cobre Las Cruces; prohibir el uso de sustancias tóxicas en la agricultura; no crear nuevas superficies de regadíos; mantenimiento del principio de unidad de cuenca como unidad de gestión; y recuperación de costes para todos los usuarios del agua, entre otras peticiones.

Ecologistas en Acción, conscientes del "gran impacto" de la agricultura y la ganadería sobre el medio ambiente, exige "una reforma sustancial de las políticas agrarias, eliminando subvenciones perversas y primando prácticas beneficiosas para el medio ambiente".

"Mantener la Ley de Costas en su estado actual, proteger los suelos no urbanizados situados a 500 metros del mar, o no aprobar nuevos proyectos de construcción de puertos deportivos", son algunas de las peticiones y compromisos que confían en que tome el nuevo Gobierno en materia de costas.

NO MÁS CARRETERAS EN DOÑANA

Por último, en materia de biodiversidad, la organización conservacionista lamenta que "Andalucía sufre un proceso rápido de pérdida de diversidad biológica", por lo que exige, entre otras cosas, poner en práctica los planes de recuperación de todas las especies en peligro de extinción incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y actualizar el catálogo andaluz; desarrollar un plan de lucha contra el veneno y de modificación de tendidos eléctricos peligrosos para la avifauna; aprobar una Estrategia de Control y Erradicación de especies introducidas invasoras; impedir la legalización de las zonas agrícolas ilegales y sus correspondientes pozos para regadío en el Espacio Natural de Doñana, así como "no volver a plantear más carreteras en este entorno".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies