Ecologistas rechazan la propuesta del Plan Hidrológico del Guadalquivir que parte de un diagnóstico "obsoleto y erróneo"

Publicado 04/09/2015 16:50:02CET

SEVILLA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones WWF y Ecologistas en Acción han votado en contra de la propuesta de Plan Hidrológico de la Demarcación del Gualdalquivir (PHDG) para el segundo ciclo de planificación 2016-2021 que contempla objetivos "poco ambiciosos", ya que parten de un diagnóstico "obsoleto y erróneo" que "sobrevalora" el estado ecológico actual de las masas de agua y, por lo tanto, "no establece las metas ni las medidas realmente necesarias".

El coordinador técnico de la Oficina de WWF en Doñana, Juan José Carmona, ha indicado a Europa Press que para su organización, cuestiones como el dragado de profundización del Guadalquivir o el decrecimiento de la presa del Agrio "son cuestiones que no deberían de ir en un plan hidrológico como éste", por ello "hemos votado en contra". "No es un plan adecuado a las necesidades que va a tener el río en los próximos años", apostilla.

Así, y a través de un comunicado, WWF señala que tras revisar en profundidad las respuestas de la Confederación Hidrográfica del
Guadalquivir a las alegaciones presentadas al proyecto del PHDG, ha
comprobado que el organismo de cuenca no ha modificado los contenidos del plan a raíz de algunas alegaciones presentadas en aspectos de "capital importancia".

Entre dicho aspectos está el incluir el dragado de profundización del Guadalquivir, el aumentar la presión sobre los caudales de
Doñana con la propuesta de incrementar la regulación de la presa del Agrio o no ofrecer soluciones para los problemas de gestión del agua en los Espacios Naturales como Doñana.

Por su parte, el responsable en materia de agua de Ecologistas en Acción Andalucía, Antonio Amarillo, en declaraciones a Europa Press ha apuntado que entre algunas cuestiones con las que están en contra está la revaluación que se hace de las masas de agua en el Guadalquivir, que "supone que haya aumentado en más de 1.000 hectómetros cúbicos el agua disponible en la cuenca", así como la valoración que se hace de la situación de las masas de agua.

Por ejemplo, continúa al respecto, la valoración de las masas superficiales "se hace con datos de la red de calidad del año 2009, mientras que de las subterráneas con datos de 2010 y respecto al estado cuantitativo lo hacen con datos de 2014". Por ello "entendemos que no se refleja la realidad de la situación de las masas de agua", incide.

Además, Amarillo señala que "se ha pasado de las 21 obras de regulación planteadas en el primer borrador de diciembre, hasta las seis actuaciones", y que en el caso del dragado de profundización se trata de una actuación que "se justifica única y exclusivamente con los mismos argumentos de tipo económico que defiende la Plataforma Sevilla por su Puerto", critica.