Empleados de CajaGranada se reunirán este sábado para decidir protestas ante BMN y no descartan la huelga

Actualizado 03/03/2012 6:59:29 CET

SEVILLA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de CajaGranada tienen previsto celebrar una asamblea este sábado en la capital granadina para decidir nuevas estrategias y nuevas movilizaciones en contra de la propuesta para la segunda reestructuración laboral, que contemplan la extinción de 530 contratos --nuevo recorte que se suma a los 120 del ERE en vigor hasta las 650 extinciones--, el cierre de 120 oficinas, una reducción salarial del cinco por ciento durante dos años, y la suspensión rotatoria durante dos años de 800 contratos durante tres meses cada uno, entre otras medidas.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que entre esas movilizaciones y nuevas acciones que llevarán a cabo "no se descarta ninguna medida, e incluso la más extrema de convocar una huelga general en el seno de la entidad".

Las fuentes han explicado que el pasado miércoles se han concentrado los trabajadores de BMN en Murcia y en Palma de Mallorca, que han efectuado paros de diez minutos en contra de dicha propuesta, en unas acciones que han tenido una "respuesta masiva" por parte de los empleados, según las fuentes.

Asimismo, las fuentes precisan que este próximo sábado se celebrará una asamblea en Granada a la que acudirán los 2.000 trabajadores de CajaGranada y donde éstos "tomarán decisiones y aportarán ideas y nuevas estrategias de movilización, sin descartar la huelga", con nuevas acciones en contra de la propuesta planteada por la dirección de la entidad.

"Aunque la negociación sigue abierta, no vamos a negociar nada que suponga despidos de la plantilla, y menos de carácter forzoso", han agregado las fuentes, que destacan la importancia de la asamblea del sábado, donde "los trabajadores de CajaGranada adoptarán una posición ante este conflicto".

El grupo BMN (Banco Mare Nostrum), formado por CajaGranada, Cajamurcia, Caixa Penedés y Sa Nostra, ha planteado a las centrales sindicales su propuesta para la segunda reestructuración laboral necesaria para cumplir los requisitos apuntados por el Gobierno, que contemplan la extinción de 530 contratos --nuevo recorte que se suma a los 120 del ERE en vigor hasta las 650 extinciones--, el cierre de 120 oficinas, una reducción salarial del cinco por ciento durante dos años, y la suspensión rotatoria durante dos años de 800 contratos durante tres meses cada uno, entre otras medidas.

Según la propuesta planteada por la dirección de BMN en la reunión mantenida con los sindicatos, consultada por Europa Press, este plan de reestructuración tiene por finalidad "adecuar el volumen de plantilla a las necesidades reales de BMN, adecuar los costes de personal a las posibilidades reales del banco, teniendo en cuenta la coyuntura económica en la que nos encontramos y armonizar las condiciones laborales, conforme a los compromisos adquiridos por ambas partes en el pacto laboral de 2010 y en el protocolo de intenciones de 2011".

Esta negociación "deberá estar cerrada antes del 31 de marzo".

El plan de reestructuración contiene una serie de medidas de carácter "coyuntural" para "dar respuesta a la necesidad de liberar recursos económicos hasta que se devuelvan las ayudas públicas", y otras con un carácter "permanente o estructural", para "alcanzar los datos de eficiencia y eficacia necesarios para operar en el mercado e igualdad de condiciones que el resto de entidades bancarias".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies