Empleados de mantenimiento del SAS se manifiestan este sábado en defensa de un servicio sanitario público

 

Empleados de mantenimiento del SAS se manifiestan este sábado en defensa de un servicio sanitario público

Publicado 06/11/2015 11:34:29CET

La manifestación ha sido convocada por USO y cuenta con el apoyo de otros colectivos como celadores, lavanderas o administrativos

SEVILLA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

Técnicos de mantenimiento de los hospitales del Servicio Andaluz de Salud --constituidos en la Asociación de Profesionales de Mantenimiento del SAS (Apromansas)-- se manifiestan este sábado 7 de noviembre en Sevilla, apoyados por otros colectivos de trabajadores, en defensa de los servicios públicos sanitarios.

La marcha partirá a las 11,00 horas desde el Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz, y transcurrirá por las calles de la capital hasta llegar al hospital Virgen Macarena. Allí está prevista una concentración final en la puerta principal y la lectura de un manifiesto.

Así, y según un comunicado, aunque las movilizaciones surgen a iniciativa de los técnicos de mantenimiento, la manifestación ha sido convocada por el sindicato Unión Sindical Obrera (USO) y cuenta con el apoyo del Sindicato Independiente de Celadores, Personal de Gestión y Servicios (Sic-Pagsa) y CO.Bas, sindicato creado por el sector crítico escindido de CCOO.

También se han sumado a la convocatoria del personal sanitario otros colectivos en riesgo como los trabajadores del campo, Extruperfil, Infoca y Movistar, así como organizaciones juveniles de estudiantes.

Según denuncian desde Apromansas, los técnicos del mantenimiento público hospitalario andaluz sufren condiciones laborales muy difíciles "debido a una pérdida de derechos progresiva desde hace años, acentuada desde 2010 por los recortes aplicados por la Junta de Andalucía".

Señalan que las restricciones y mayores exigencias técnicas --polivalencia-- que les "impone" la Administración "se producen en paralelo al aumento de la contratación de servicios con empresas externas, para las que, en último término, acaban trabajando los profesionales del SAS, subsanando errores cometidos por falta de especialización".

Además, la asociación señala que dada la complejidad que caracteriza hoy día a los centros hospitalarios, "tanto la polivalencia técnica exigida como la falta de especialización característica de la externalización del trabajo pueden suponer graves riesgos para los usuarios de los servicios públicos hospitalarios".

Asimismo, lamentan que "vienen soportando aumento y cambios arbitrarios en la carga de trabajo, contratos temporales a tiempo parcial hasta del 33 por ciento, traslados diarios a poblaciones fuera de la de su residencia habitual, cuando hay vacantes en su provincia. Y, en último término, la no renovación de contratos".

UN ACUERDO EN MESA SECTORIAL QUE LOS CONDENA AL DESPIDO

Para Apromansas, esta situación "ha llegado al límite" con el acuerdo firmado en la última Mesa Sectorial de Sanidad, celebrada a finales de septiembre, en la que "no se han incluido ninguna de las reivindicaciones de los trabajadores", según han informado portavoces de los convocantes. Exigen, entre otras peticiones, que se actualice la bolsa de trabajo, la convocatoria urgente de oposiciones y una oferta de empleo con plazas diferenciadas por categorías.

De este modo, recuerdan que las reivindicaciones fueron acordadas en asambleas mayoritarias, después de meses de movilizaciones, y cuentan con la legitimidad de las 800 firmas que las han suscrito, más de dos tercios de la plantilla actual. En su opinión, la Administración y los "supuestos" sindicatos representativos --UGT, CCOO, CSIF Y Satse- "han condenado al despido a muchos eventuales y frustrado el futuro de los fijos".

Por todo ello, apuntan que se ha convocado esta nueva jornada de movilización, a la que seguirán otras, que cuenta con el respaldo de otros colectivos dentro y fuera de la Junta, entre ellos empleados de servicios generales de la sanidad pública que se encuentran en situación parecida, como son celadores, administrativos, lavanderas y pinches.

En el caso de los celadores, han explicado que "se están perdiendo funciones y contratando empresas externas para realizar esta labor". En los últimos centros de atención primaria que se han inaugurado en Málaga "se ha privatizado el servicio de administración". También "se han privatizado" las lavanderías en las provincias de Cádiz y Málaga y las cocinas de varios hospitales. El servicio de seguridad y vigilancia y catering "también está contratado con empresas privadas desde hace años". Todo ello, junto a la derivación de servicios sanitarios a hospitales privados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies