La empresa de la restauración del palacio de Peñaflor se desliga de las obras investigadas

 

La empresa de la restauración del palacio de Peñaflor se desliga de las obras investigadas

Patio Del Palacio De Peñaflor.
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 15:44:02 CET

ÉCIJA (SEVILLA), 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de la sociedad limitada 'Viturse' han entregado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Écija (Sevilla), que investiga un presunto delito contra el patrimonio histórico perpetrado durante la rehabilitación del palacio de Peñaflor, construido entre 1700 y 1775 y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), toda una serie de documentación para desligarse de las actuaciones investigadas. Fernando Osuna, el abogado que representa los intereses del Grupo andalucista en esta causa, ha explicado que los empresarios sostienen que este proyecto habría sido gestionado por una persona que ya no pertenecía a 'Viturse' o que habría actuado "al margen" de la propia compañía.

La Fiscalía, como se recordará, había reclamado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Écija que fuesen identificados los administradores de la empresa adjudicataria de las obras de rehabilitación promovidas por el Ayuntamiento astigitano en el marco del fracasado proyecto de rehabilitación integral de este monumento de titularidad municipal. Dado el caso, y como ha informado a Europa Press Fernando Osuna, los gestores de 'Viturse S.L.' habrían acudido a la citada instancia judicial para entregar una serie de documentos mediante los que "imputan" la autoría de los hechos investigados a una persona que, entre 2006 y 2007, "no pertenecía ya" a la empresa o habría actuado "al margen" de la directiva de 'Viturse'.

CAUSA DESPERTADA POR UN PARTICULAR

Esta causa judicial parte de la denuncia formulada hace unos tres años por un ciudadano a título particular, a cuenta de la situación del palacio de Peñaflor, uno de los múltiples activos patrimoniales de Écija que, en 2004, fue objeto de un concurso público promovido por el Ayuntamiento astigitano para su rehabilitación y transformación en un hotel de cuatro estrellas y 58 habitaciones.

Tras quedar desierto el concurso público, las obras fueron finalmente encargadas a 'Viturse S.L.' en un procedimiento negociado sin publicidad. En 2006, de cualquier forma, el Ayuntamiento de Écija entregó la correspondiente licencia de obra a la empresa adjudicataria de los trabajos, si bien la adjudicataria no abonó las tasas municipales y, en febrero de 2007, una inspección habría descubierto que la empresa había comenzado una serie de sondeos en el interior del monumento sin haber cumplido el mencionado y obligado pago. En abril de 2008, finalmente, el por entonces Gobierno municipal de Juan Wic (PSOE) resolvió el contrato dados los "incumplimientos" de la constructora adjudicataria.

INFORME REVELADOR

Entretanto, la Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Buenas Letras 'Luis Vélez de Guevara', radicada en Écija, había emitido de su lado un informe en el que resuelve que las obras acometidas por 'Viturse S.L.' no respetaron la protección de la que goza el palacio, dadas sus "agresivas" y "dudosas" actuaciones. El informe, recogido por Europa Press, entiende así que la intervención carecía de "proyecto de conservación" y supuso el incumplimiento de las leyes nacional y andaluza de patrimonio histórico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies