Emvisesa activa las dos primeras permutas de viviendas entre inquilinos tras crear la bolsa de intercambio

Publicado 17/05/2017 12:28:26CET

SEVILLA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa) prevé dar luz verde este jueves en su consejo de administración a las dos primeras permutas de viviendas entre inquilinos del parque público, como resultado de la puesta en marcha de una bolsa que facilita esos intercambios ante las nuevas necesidades de sus residentes, como puede ser un aumento o disminución de familia o por problemas de salud.

Según han confirmado fuentes municipales a Europa Press, estas dos primeras permutas de viviendas corresponden a sendos inmuebles ubicados en el céntrico barrio de San Julián y en la avenida de Ramón Carande.

El desarrollo de las permutas de viviendas es una de las distintas novedades introducidas desde principios de año por parte del gobierno del socialista Juan Espadas en esta empresa pública, dirigida por Felipe Castro. La bolsa de permutas está abierta a las inscripciones de los inquilinos de Emvisesa que quieran cambiar sus viviendas por motivos justificados con otros inquilinos del parque público.

Antes de que se pusiera en marcha la web, desde Emvisesa se estaba realizando ya el trabajo previo de recogida de solicitudes, teniendo en cuenta que son los técnicos de la citada empresa pública los encargados de gestionar la bolsa y comprobar la veracidad de los datos aportados para ser incluidos en ésta.

Entre los requisitos se establece el aumento o disminución de la unidad familiar, movilidad reducida, renta de alquiler elevada, reagrupación familiar por la llegada de descendientes o ascendientes al mismo domicilio, así como los problemas graves de salud o convivencia. Respecto a esto último, Flores afirma que se han llevado a cabo 89 intervenciones con el protocolo de convivencia, tratándose 22 de ellas con los servicios de mediación.

El protocolo también incluye la posibilidad de que los inquilinos que no puedan permutar sus viviendas puedan acceder de forma excepcional a una vivienda disponible. Esto se habrá de justificar mediante un aumento o disminución de la familia, problemas graves de salud, como una enfermedad sobrevenida o de movilidad reducida, aunque también se recogen como casos excepcionales aplicables la reubicación por seguridad de víctimas de maltrato acosadas.

ADQUISICIÓN POR PARTE DE EMVISESA

Igualmente, entre esos nuevos procedimientos puestos en marcha este año, se encuentra que los propietarios de viviendas que, por motivos justificados, necesiten un cambio y cumplan con las condiciones del registro de demandantes podrán poner sus pisos a disposición de Emvisesa, quien los adquirirá y ofrecerá un realojo en una vivienda social de alquiler que esté disponible del parque público. Para ello, el particular con vivienda privada tendrá que presentar problemas de movilidad reducida, de salud grave o que su vivienda requiera reformas urgentes u obras de mantenimiento cuyo coste no pueda ser asumido.

Este sería el caso de matrimonios de edad avanzada que viven en pisos altos de barriadas con 40 o 50 años y sin ascensor, quienes podrán vender su vivienda a Emvisesa, que abonará el precio tasado --sin negociación--, dándole a éstos una vivienda social, siempre que cumplan con los requisitos, y rehabilitando su inmueble, si lo necesitara, para ponerlo también a disposición de otro inquilino. Este punto del protocolo comenzó a ser aplicado con una familia de Guadaíra.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies