Entregadas las Medallas de Sevilla como "cara y corazón" de valores a reconocer en la efeméride de la Expo'92

Sevilla 30/05/2017 El Alcalde De Sevilla, Juan Espadas, Preside El Acto Instituc
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 30/05/2017 16:25:38CET

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha presidido este martes con motivo de la festividad de San Fernando, patrón de la capital hispalense, la entrega de las distinciones otorgadas por la ciudad a personas e instituciones que ponen "cara y corazón" a "las constantes vitales de los valores que esta Sevilla de 2017 quiere reconocer, en algún caso haciendo justicia con quienes mantenemos una deuda de gratitud pendiente hace ya muchos años", todo ello en el año en el que se cumple la efeméride del 25º aniversario de la celebración de la Expo'92.

Al acto, que fue conducido por el periodista Cristóbal Cervantes, asistieron numerosas personalidades de la vida política y civil de la ciudad, aunque sí registró la obligada ausencia de los Hijos Adoptivos, el tenor Plácido Domingo --al encontrarse en Berlín por motivos laborales-- y el científico Manuel Losada Villasante, éste por motivos de salud.

Fue un evento con varios interludios musicales, como los protagonizados por la soprano Estefanía Canseco y el barítono Salvador Vicente, que representaron fragmentos del libreto de la ópera 'Carmen' --ambientada en Sevilla--, o por los Cantores de Híspalis, homenajeados con la Medalla de la Ciudad en esta edición.

Los premios tienen "una doble vertiente: premiar la trayectoria o poner el foco sobre alguien que hace un esfuerzo muy ejemplificador para otros y muy positivo en término de valores", precisaba Espadas en declaraciones previas a los periodistas en las que destacaba a la artista flamenca Cristina Hoyos, nombrada Hija Predilecta, siendo la segunda mujer en lograrlo en la ciudad tras la cantante y actriz Juanita Reina.

Como mensaje, el primer edil ha insistido en el "ejercicio de autoestima colectiva", espíritu que también impregna los actos de conmemoración del aniversario de la Expo. Por ello, aboga por disfrutar del día en compañía, mirar al futuro con "valentía y cierto descaro" y saber que, habiendo hecho mucho, "como en el 92", se debe continuar en esa senda.

Ya en su intervención durante el acto de entrega, Espadas felicitaba a los galardonados, "porque desde diferentes ángulos contribuyen a ensalzar la importancia del esfuerzo y la superación personal, la constancia en aquello en lo que se cree, la solidaridad con los más necesitados y la excelencia que crea riqueza, igualdad de oportunidades y cohesión social".

RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA Y "ACICATE" PARA LOS ACTIVOS

"Es éste un reconocimiento a los servicios prestados a aquellos que ya han recorrido un largo camino o que incluso ya no están con nosotros, pero a la vez un acicate para que quienes reciben las medallas y se encuentran aún en activo sepan que a partir de hoy nos representan oficialmente, son embajadores permanentes de una forma de ser, de trabajar y de soñar que va ligada indisolublemente al nombre de Sevilla", ha expuesto.

La exigencia de "ser aún mejores", "trabajar aún más duro" y "alcanzar cimas más altas" son las consecuencias de unas medallas que hace que los premiados se deban ya a "ese espíritu y a la enorme responsabilidad de saberos que dais medida a la Sevilla de 2017".

Los 25 años que se cumplen de la Expo han sido, lógicamente, uno de los ejes vertebradores del discurso del alcalde: "Sevilla supo dar una lección ejemplar al mundo con la organización de aquella Exposición Universal que nos cambió la vida. Fuimos testigos de un cambio asombroso que volvió a posicionarnos en el mundo y abrió puertas al emprendimiento, el desarrollo empresarial, la investigación, la educación de calidad, las tecnologías... Hoy nos reconocemos en aquel legado y en las posibilidades que este acontecimiento puso al alcance de nuestra mano".

Así, toca hoy a los sevillanos, "herederos no sólo de esos seis meses mágicos, sino de estos 25 años de crecimiento y desarrollo de este territorio", recoger el testigo y "creernos lo que somos, contarlo, valorarlo y apoyarnos sin prejuicios y con orgullo para aprovechar esos metros de ventaja en la realidad tan competitiva que nos rodea".

Por parte de los premiados, Cristina Hoyos, que en nombre de los Hijos Adoptivos --aunque Plácido Domingo sí pudo dirigir unas palabras en un vídeo en el que resaltaba el "gran honor" y el "orgullo" de recibir el título de manos de "una ciudad tan bella y hermosa"-- y en el suyo propio recordó que no sólo lo son por su trayectoria sino porque "aman mucho a Sevilla", hizo un resumen de vivencias, sentimientos y recuerdos vitales en los que repasó sus comienzos artísticos, su viaje a Madrid y su vuelta a Sevilla, ya consolidada, para establecer su academia y su museo.

"Ha sido una sorpresa, estoy contenta y feliz. Soy muy sevillana, siempre que he viajado, en cualquier entrevista, lo primero que he dicho es que soy de Sevilla, tierra maravillosa, y estoy encantada de haber paseado su nombre por todo el mundo", exponía Hoyos a los periodistas.

"SOBRECOGIDA" POR LA DISTINCIÓN

En representación de las nuevas medallas de la ciudad, el catedrático de Historia del Arte Enrique Valdivieso glosaba las bondades de Sevilla como ciudad "de la gracia", según expresión del poeta José María Izquierdo, que ha decidido premiar a una "rebujina exquisita de gentes" que "primero se enamoraron y luego aman a esta ciudad".

Otros homenajeados han expuesto sus sentimientos a los periodistas, como Esmeralda Valderrama, en representación de la compañía Danza Mobile, que incidía en lo inesperado de la distinción para una organización que es "una forma de vida" y que cuenta con "muchísimos proyectos"; o la deportista Raquel Domínguez, pluricampeona pese a su discapacidad --afectada de artroescapulectomía bilateral--, que se declaraba "sobrecogida" por la medalla y la dedicaba a sus allegados y a todos aquellos que trabajan por la inclusión.

El resto de premiados han sido la presidenta de Cruz Roja Española en Sevilla, Amalia Gómez; la doctora en Ciencias de la Educación y catedrática de Historia de la Educación Consuelo Flecha García; la ONG Accem, por su ayuda a las personas refugiadas, migrantes y en situación o riesgo de exclusión social; la hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sevilla, por su trayectoria y obra social; el pintor José Luis Mauri; o Antonio Guerrero, en representación de Mariscos Emilio.

Las medallas también premian a Mauricio Domínguez Domínguez-Adame por sus cargos de responsable de protocolo en la Diputación y el Ayuntamiento; a Pepe Benavides y su discoteca Fun Club, por su papel en la escena musical de Sevilla; al joven Manuel Soto, de sólo 17 años de edad, por su historia de "superación" tras luchar contra una grave enfermedad y convertirse en el corredor más joven que ha logrado superar el durísimo Marathon Des Sables; a la gimnasta Ana Pérez Campos, medalla de bronce en barra en el Word Challenge Cup en 2015, campeona de España absoluta (2015) y campeona de la Copa de España (2016); al club Pineda, fundado en 1940, con más de 10.000 socios y emblema de "tradición y modernidad"; y a Esperanza Albarrán por su papel en la enseñanza pública, las Humanidades y la ayuda a los desfavorecidos.

Finalmente, reciben también medallas de la ciudad el Centro de Profesorado de Sevilla, que cumple 30 años de vida, y el Centro San José Madres Mercedarias de Sevilla, por sus "50 años de ininterrumpida y vocacional actividad docente". A título póstumo, una de las medallas de la ciudad se destina a Jacinto Pellón, consejero-delegado de la Sociedad Estatal Expo'92 y uno de los artífices de la Exposición Universal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies