Espadas niega permisividad con el taxi por la "amistad" señalada por la Policía y esgrime el alza de sanciones

Taxis en el aeropuerto de Sevilla
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/06/2018 13:07:13CET

"Los tiempos cambian y las decisiones van en la línea de evitar los problemas que históricamente han dado estas situaciones", ha dicho

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha defendido este martes que es "absolutamente falso" que su concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, haya sido permisivo ante las supuestas coacciones indagadas respecto a la parada de taxis del aeropuerto por vínculos de amistad con el presidente de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, Enrique Filgueras, investigado por tales prácticas y cuya organización está radicada precisamente en el recinto aeroportuario.

En declaraciones a los medios de comunicación, Espadas ha tachado de "absolutamente falso" el "planteamiento" plasmado en un oficio de la Brigada de Información de la Policía Nacional, respecto a la "amistad" que uniría a Juan Carlos Cabrera con el presidente de Solidaridad Hispalense del Taxi y las consecuencias de tal nexo en la posición del Ayuntamiento ante el devenir de la parada de taxis del aeropuerto, acaparada por un grupo de taxistas según diversas voces.

En ese sentido, ha defendido que el Ayuntamiento sigue "sancionando donde puede sancionar", pues el propio Cabrera ha asegurado que el Consistorio no puede sancionar a los taxistas investigados ni retirarles las licencias, sin que haya una sentencia firme que les condene. "Estamos intensificando las actuaciones, que fueron bastante más laxas años atrás", ha enfatizado el primer edil.

"LOS TIEMPOS CAMBIAN"

Espadas, así, ha reconocido que la ciudad de Sevilla tiene un "problema" en el sector del taxi, que suma al menos 32 taxistas investigados por presuntas coacciones o amenazas, entre otros aspectos, pero se ha mostrado convencido de que "en los próximos años vamos a ver cómo todo este problema va encontrando distintas soluciones". "Los tiempos cambian y las decisiones que se están tomando van en la línea de intentar evitar la cantidad de problemas que, históricamente, han dado en la ciudad este tipo de situaciones", ha dicho.

Por ello, ha defendido el "trabajo diario" del Ayuntamiento para el cumplimiento de las ordenanzas en lo que al sector del taxi se refiere, llamando a respetar "la labor de la autoridad municipal" en la materia.

Hablamos de la investigación de los presuntos ataques y amenazas sufridos por conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) a manos de taxistas y las supuestas coacciones en la parada de taxis del aeropuerto, para monopolizar la misma. Y es que dicha parada, recordémoslo, está sujeta a una tarifa única que oscila entre 22,3 y 24,3 euros por trayecto.

Fruto de las pesquisas iniciales de la Brigada de Información de la Policía Nacional, que ha investigado al menos a 32 taxistas, el Juzgado de Instrucción número ocho ha dividido sus actuaciones en una primera causa sobre las supuestas amenazas y ataques de taxistas a conductores de VTC y unas segundas diligencias sobre presuntas situaciones de coacción y amenaza para acaparar la parada de taxis del aeropuerto de San Pablo.

LA SITUACIÓN DE SOLIDARIDAD HISPALENSE

En las segundas diligencias, en ese sentido, figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, entre ellos Enrique Filgueras, Antonio Velarde o Francisco Ternero, toda vez que esta organización está radicada precisamente en un local del aeropuerto de Sevilla, registrado en junio de 2017 por la Policía Nacional.

Al respecto, los informes policiales derivados de dicho registro, recogidos por Europa Press, reflejan que los agentes habrían encontrado en la sede de Solidaridad Hispalense del Taxi documentación relativa a supuestas sanciones de la asociación a sus miembros, con prohibiciones temporales respecto al uso de la parada de taxis del aeropuerto o medidas punitivas por no participar en las movilizaciones convocadas por la entidad. En algunas sanciones, según los agentes, mediaría la máxima de que ante "cualquier duda", los taxistas afectados debían dirigirse al secretario de la asociación y "nunca" al presidente, Enrique Filgueras, porque tal extremo implicaría la "duplicación" de la sanción.

De estos extremos, a juicio de los agentes, se infiere "que la Asociación Solidaridad Hispalense del Taxi impone su propio calendario de días de descanso o bien se arroga la potestad sancionadora de la administración".

Entre la documentación decomisada, además, figurarían "fotografías de coches patrulla de la Policía Local y fotografías de policías locales, además de anotaciones de números de carné de policías locales que señalan como perseguidores de los taxistas de la asociación". Igualmente, los agentes habrían encontrado, siempre según este oficio, "fotografías de vehículos VTC estacionados" en un lugar donde "se produjeron daños grabados en las cámaras de video vigilancia los días 9, 21 y 25 de enero" de 2017, así como "fotografías de un conductor de Tussam".

Incluso localizaron, según uno de estos oficios recogidos por Europa Press, fotografías de la boda civil del presidente de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, oficiada por el actual concejal de Seguridad y Movilidad, el socialista Juan Carlos Cabrera, quien además habría asistido a la celebración.