Espadas, satisfecho pero prudente con la encuesta, afirma que se va en la "dirección correcta"

Publicado 19/02/2018 13:29:10CET

SEVILLA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, se ha mostrado "satisfecho" pero "prudente" con los datos aportados por la encuesta de 'Dataestudios' que ha publicado el diario 'ABC', subrayando que éstos confirman que el gobierno "va en la dirección correcta".

A preguntas de los periodistas, tras informar sobre la nueva organización del cuidado de las zonas verdes, Espadas insta a entender la encuesta teniendo en cuenta el momento determinado del mandato en el que se produce, mientras que destaca que el hecho de que "tres de cada cuatro sevillanos crean que se va vamos razonablemente bien es algo importante" y permite generar "el aliento suficiente como para entender que se va en la dirección correcta".

"Los ciudadanos entienden las dificultades que se tienen a veces para hacer lo que cada uno querría pero que no siempre se puede y comparten el modelo y las líneas de trabajo, reconociendo el esfuerzo y la entrega que el equipo está poniendo", destaca.

El alcalde insiste en que "no era fácil" la gestión de la ciudad tal como se encontraba a su llegaba, ya que señala que se trataba de reactivar la economía de la ciudad, generar proyectos que generen empleo y reforzar el ámbito de las políticas sociales. "Todo ello se ha construido y los ciudadanos lo valoran", agrega.

"Yo estoy en esto porque soy un firme convencido de que sólo desde la gestión de las políticas públicas se puede transformar una realidad, pero eso no se consigue solo sino siendo capaz de generar ilusión, confianza en todos aquellos que con sus decisiones individuales pueden aportar y mejorar la ciudad y siendo catalizador de inversión privada, de ilusión colectiva y de proyecto de equipo. Ese es el modelo del ayuntamiento que siempre he entendido que tenemos que tener", sentencia.

Espadas deja claro que se tiene que "seguir creciendo y generando mayor adhesión si cabe a este proyecto porque la ciudad necesita una línea fuerte y un respaldo político a una tarea de gestión".

En su opinión, "no se puede gobernar las ciudades ni los estados con un fraccionamiento de tal calibre que al final lo que genera es un desgobierno general". "Estoy convencido de que los ciudadanos tienen que apostar por un proyecto político, confiar en él y trasladar su respaldo. Trabajo cada día para que ese proyecto sea el mío y para poder ir con la cabeza alta en julio de 2019, cuando será el reto definitivo tras haber hecho los deberes que me encomendaron los sevillanos en 2015", concluye.