Espadas traslada a Zoido la permuta de un solar junto a Heineken para desbloquear Gavidia

Publicado 02/01/2018 14:55:04CET

Sevilla alcanza los 2,6 millones de turistas y los 5 millones de pernoctaciones en 2017, con aumentos del 3% y del 5%, respectivamente

SEVILLA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado que trasladará al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, su propuesta de permuta de un solar ubicado en la zona reparcelada junto al espacio que albergará los nuevos proyectos de Heineken en la capital con el objetivo de que se pueda desbloquear el proyecto para la antigua comisaría de Policía Nacional de la Gavidia.

En una entrevista concedida a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Espadas ha asegurado que no se "equivoca" si dice que este año será el de la toma de decisión sobre la Gavidia, esperando que en enero queden resueltas dos cuestiones, como son la aceptación del Ministerio de la permuta del terreno y la definición del proyecto a albergar, algo que se hará de la mano del resto de los partidos en el Ayuntamiento.

"El Ayuntamiento tenía que compensar al Ministerio con fondos o con una permuta de suelo y espero que nuestra propuesta sea bien acogida. Si al Gobierno le parece bien, con que solo digan que sí se irá adelante", recalca, añadiendo que, una vez resuelta urbanísticamente la zona donde Heineken impulsará su nuevo proyecto, se permite ofrecer una parcela concreta al Estado, "lo que desbloquearía la carga de la Gavidia y resolvería la definición urbanística de su uso".

Entre las propuestas para la Gavidia, Espadas rechaza que se convierta en superficie comercial y aboga por las iniciativas encaminadas a desarrollar un hotel con usos culturales complementarios en el espacio o con un complejo de salud y deporte, ligando la inversión además a San Hermenegildo.

Cabe recordar que la carga de la Gavidia se debe a que su cesión al Ayuntamiento por parte del Estado estaba ligada a la entrega de una serie de solares y un dinero ya abonado, quedando pendiente de entrega el solar de la que iba a ser la comisaría de Nervión y con el que no se habría llegado a acuerdo por el momento. Entre las vías de solución se planteaba que el Ayuntamiento abonara entre 500.000 o 600.000 euros al Estado o una permuta del suelo de suelo, que es la opción que ahora plantea Espadas.

Por otra parte, el alcalde ha hecho referencia a que continúan las tramitaciones para la reordenación del Puerto y el desarrollo de Sevilla Park, teniendo en cuenta que ya se tiene la evaluación ambiental sobre el Batán y el Puerto está terminado el plan especial para su aprobación definitiva, a la par que CLH busca opciones para trasladar sus depósitos.

TRANVÍA Y METRO

También, ha señalado que se avanza en el proyecto para la ampliación del tranvía desde San Bernardo, que ya cuenta con un informe de la Junta al respecto y el plazo para las alegaciones finalizó en diciembre. Espadas señala que en enero se trabajará en las alegaciones y las mejoras propuestas, esperando que esté licitada la obra antes de que termine 2018.

En materia de movilidad, ha hecho referencia igualmente al metro y al creación de la Línea 3, asegurando que acompañará a la Junta de Andalucía en cuanto el Ministerio de Fomento ponga fecha a una cita para analizar la financiación. "No va a haber ningún problema por nuestra parte y espero que la reunión sea en enero. Lo fundamental en 2018 es desbloquear la financiación, con la voluntad firmada de las Administraciones", añade.

Recuerda las restricciones presupuestarias con las que se cuentan, como consecuencia del techo de gasto, pero entiende que "si vamos los tres juntos tendremos más capacidad de captar financiación europea", añadiendo que el modelo de financiación tendrá que debatirse sobre la mesa y que estará "a lo que la Junta plantee, que es la que lidera el proyecto".

LAS "MEJORAS CIFRAS" DE TURISMO

Preguntado por la situación del turismo en la ciudad, el alcalde destaca que 2017 será "el mejor año en cifras", con más de 2,6 millones de visitantes alojados en establecimientos hoteleros, un tres por ciento más que en 2016, llegándose a los tres millones si se incluyen los de los apartamentos turísticos. Además, las pernoctaciones en hoteles alcanzan los cinco millones, un cuatro por ciento superior al año pasado.

"El objetivo está conseguido y no hay que dormirse en los laureles. Llevamos mucho tiempo planeando 2018", subraya, mencionando que es el año de la Bienal de Flamenco o los eventos relacionados con el Año Murillo, así como la celebración de congresos de "gran importancia en distintos ámbitos temáticos", donde en turismo resaltan concretamente dos. Menciona las similitudes de estos congresos con el que el año pasado reuniera a los agentes turísticos de EEUU, apuntando en este caso a los agentes de turismo británico y al evento de carácter privado que reúne a los principales operadores turísticos iberoamericanos.

"El cierre del mandato en 2019 coincidirá con los cuatro años donde se hayan concentrado el mayor volumen de turistas y de eventos de turismo de la historia", sentencia, apuntando a un crecimiento "exponencial" en la ciudad, donde "se tiene que cambiar si se quiere estar todo el año dispuestos a todos". En este sentido, menciona las conversaciones con el sector del taxis ante la falta de vehículos en determinados días y recuerda que si la Administración local no estuviera "tan constreñida" por la normativa, donde se mencionan las tasas de reposición marcadas, se podría contar con un Real Alcázar con más horas de apertura al tener más personal, por ejemplo. "No podemos seguir llamando a la gente a venir si ya estamos a plena capacidad de carga. Hay que liberar determinadas restricciones para poder tener los equipamientos al cien por cien", concluye.

SEGURIDAD EN SEMANA SANTA

Por último, Espadas ha indicado que se está cerrando el informe sobre la seguridad en Semana Santa para ver si el planteamiento actual es suficiente. Sin embargo, deja claro que todo se hará de "común acuerdo" con las hermandades para que "no cambie la esencia". "Los cambios son los justos para que sea mejor, pero sin renunciar a nuestra Semana Santa. Hay cosas que se podían mejorar y lo sabemos desde hace años. Este año se hará un buen banco de pruebas", incide.

Recuerda que los problemas estaban "perfectamente localizados" y en ellos se está trabajando con un dispositivo reforzado, que incluye videovigilancia y "menor presión" respecto a cantidad de personas en zonas "críticas".

En este marco, ha señalado que el crecimiento de sillas en determinados puntos y salidas de emergencia "no ha estado bien controlado y el Consejo de Hermandades reconoce que, en algunos casos, se les ha podido ir de las manos en varios cientos de sillas". "Queremos volver eso atrás para garantizar que los pasillos de evacuación está suficientemente libres, quitando sillas de donde no han estado históricamente, sino en los últimos cuatro o cinco años", agrega.