Un estudio de la UGR revela que no usar el cinturón triplica el riesgo de fallecer en un accidente de tráfico

Actualizado 04/12/2009 13:18:37 CET

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la facultad de Medicina de la Universidad de Granada (UGR) ha realizado un estudio que revela que no usar el cinturón de seguridad en los vehículos multiplica por 3,6 veces el riesgo de fallecer en un accidente de tráfico.

El estudio, denominado 'Impacto de los factores de riesgo del individuo, el vehículo y el ambiente sobre la morbimortalidad por accidentes de tráfico', concluye también que no utilizar el casco aumenta la posibilidad de morir en 2,5 veces. Además, apunta que los varones tienen un 34 por ciento más de probabilidad de perecer en accidente de tráfico que las mujeres.

En una nota, Andalucía Innova recordó que esta investigación que analiza el efecto de variables como la edad, el sexo o el uso de dispositivos de seguridad sobre el riesgo de fallecimiento, está calificada de excelencia por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa e incentivada con 26.900 euros. Los resultados han sido publicados en la revista 'International Journal of Epidemiology'.

A través de este estudio, los investigadores, liderados por Pablo Lardelli, pretenden que se creen estrategias de intervención para reducir el volumen de muertes y lesiones graves por accidentes de tráfico. Así, el profesor de la UGR explicó "si el exceso de muertes y mayor gravedad de las lesiones en accidentados de edad avanzada se contrarresta con la tendencia de estas personas a conducir menos, las estrategias de acción no deben tender tanto a reducir la conducción en los ancianos como a otros aspectos que inciden más directamente en que sufran lesiones".

Para llevar a cabo el proyecto, los investigadores analizaron el registro de accidentes con víctimas de la Dirección General de Tráfico (DGT) y la información que ellos mismos consiguieron de las encuestas realizadas entre alumnos de la facultad de Medicina de la UGR.

La entrevista recogía variables demográficas, de exposición (kilómetros recorridos al año) y del uso de dispositivos de seguridad, entre otras. Una vez analizados estos datos obtuvieron las conclusiones sobre qué factores, referidos al individuo, al vehículo y al ambiente son los que influyen de forma más decisiva en la mortalidad por accidente.

En este sentido, los expertos apuntan que el uso de los dispositivos de seguridad, como el cinturón y el casco, es imprescindible para reducir la mortalidad en este tipo de situaciones. Asimismo, las estrategias para mejorar esta realidad tendrían que tener en cuenta variables como la edad y el sexo, ya que el riesgo de mortalidad varía en función de éstas. A través de las conclusiones de este estudio, que prioriza los elementos más peligrosos para la mortalidad y lesiones por accidente, se pueden determinar las tácticas más adecuadas para paliar las consecuencias de los siniestros en la carretera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies