Un ex empleado pide 2.600 euros de indemnización al Ayuntamiento de El Cuervo por "acoso laboral"

Juzgados de lo Social, en el edificio Viapol.
EP
Actualizado 17/06/2010 19:16:07 CET

El CUERVO DE SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Social número cuatro albergó hoy una vista oral por una demanda por "acoso laboral" formulada por un ex trabajador del Ayuntamiento de El Cuervo de Sevilla contra el Consistorio cuerveño y la tercera teniente de alcalde y edil de Tercera Edad, Género, Juventud, Salud, Inmigrantes y Discapacitados, María Inmaculada Cordero (IU-CA), ya condenados ambos por "acoso" sobre una psicóloga municipal en un fallo que el Consistorio recurrió en su momento ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La denuncia, recogida por Europa Press, detalla que este trabajador eventual, identificado como Juan José G.R., inició el 8 de mayo de 2009 su relación laboral con el Ayuntamiento, gobernado por Juan Garrido (IU-CA), trabajando con la categoría laboral de educador social en la modalidad de sustitución. Hasta obtener la baja laboral "por depresión" con asistencia psicológica a consecuencia de "la situación padecida en su ámbito laboral, el trabajador señala en su denuncia que fue víctima de un "trato intimidatorio" y "palabras peyorativas" por parte de Inmaculada Cordero, a la que atribuye una "vulneración" de los derechos recogidos en el Estatuto de los Trabajadores.

En concreto, a lo largo de la denuncia, este trabajador que cayó en baja por depresión relata diversas situaciones en las que la concejal se dirigía a él con expresiones como "tú eres tonto, gilipollas o qué" o "tú te irás cuando a mí me salga del coño", además de dedicarle "continuas" amenazas en cuanto a la apertura de un expediente disciplinario.

"TONO AGRESIVO Y PREPOTENTE"

Igualmente, y siempre según la denuncia, la concejal de Tercera Edad, Género, Juventud, Salud, Inmigrantes y Discapacitados, levantaba la voz "en tono agresivo y prepotente" contra este trabajador, cuya profesionalidad "cuestionó" llegando a "desconfiar en público y sin motivo" de su trabajo, dado que incluso le habría espetado que "le faltaba vocación".

La denuncia relataba además cómo le fue retirado el Plan de Acción de Inmigración del Ayuntamiento y una negativa al pago de horas extraordinarias realizadas merced al Maratón Popular, además de una expulsión de unas instalaciones municipales en la que la concejal le habría atribuido "infantilismos" al denunciante, que finalmente causó baja por depresión. Por eso, la denuncia advierte de una "vulneración del derecho fundamental a la integridad física y moral" de este trabajador y reclama que "cese del acoso moral".

Durante la vista oral, según relató a Europa Press el propio ex trabajador eventual, su representación ha reclamado una indemnización de 2.600 euros por la "vulneración de derechos fundamentales" sufrida, si bien la representación jurídica del Consistorio ha negado los hechos denunciados y se ha amparado en los testimonios de varios de los trabajadores del Ayuntamiento que no han corroborado la versión de Juan José G.R.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies