El exconsejero Antonio Fernández recurre la división de los ERE porque podría llegar a "doblar" las penas

Publicado 18/09/2015 18:17:24CET

SEVILLA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El exconsejero de Empleo de la Junta Antonio Fernández ha recurrido la decisión de la juez María Núñez Bolaños de dividir en tres grandes bloques el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos porque las penas para algunos de los imputados, al ser sometidos a varios juicios, "podrían exacerbarse al punto de --es así, puramente y sin exageración-- llegar a doblarlas".

Después de que ayer se conociera que hasta siete cargos y ex altos cargos de la Junta imputados en el caso han solicitado a la juez que "aclare" el auto del pasado 30 de julio en el que acordó dividir los ERE, hoy ha trascendido que una decena de imputados han recurrido esta decisión, entre ellos el exconsejero de Empleo, los exdirectores de Trabajo Francisco Javier Guerrero y Juan Márquez, o el exdirector de IDEA Jacinto Cañete.

En su recurso, consultado por Europa Press, el abogado de Fernández, Alfonso Martínez del Hoyo, asevera en primer lugar que la petición de división planteada por la Fiscalía Anticorrupción y acordada por la instructora "no contenía ninguna novedad respecto de las anteriores deducidas por la misma parte procesal y que ya fueron desestimadas", y "de hecho permanece invariable el estado de cosas en que se sustentó la decisión de rechazo".

Y es que la juez, "al estimar sin más aquella petición, persiste en aquellas carencias y adolece, en primer lugar, del grave defecto consistente en que lo que se pone en marcha y recibe curso es un proceso de genérica división de la causa, sin un plan concreto y mínimamente bien definido o estructurado con las piezas que se quieren formar y con carencia, además, de unos criterios mínimamente claros de adscripción de imputación en cada una de las mismas".

"GRAVE RÉMORA"

A su juicio, "tales carencias sumen en inseguridad jurídica e incorporan vulneración de principios y garantías del derecho al proceso debido", a lo que se suma que, "a pesar del largo transcurso desde el inicio de la instrucción, el procedimiento adolece a estas alturas de una grave rémora, cual es la carencia de una precisa delimitación del ámbito objetivo de la causa", punto en el que alerta de que se podría estar incurriendo "en defectos afectantes a la propia validez del proceso".

A continuación, analiza la posible afectación que esta división podría tener en la penalidad para los imputados, ya que la juez calcula que el número de piezas y en consecuencia enjuiciamientos separados superará "ampliamente la cantidad de 200". "Es fácil decirlo. 200 juicios. No 200 juicios por hechos diferentes y a los que serán sometidos 200 personas o grupos de personas diferentes", asevera.

De este modo, podrían ser "200 juicios a los que, en algún caso, puede que deba someterse alguna persona, para --inhumana, monstruosamente-- arrostrar acusaciones por hechos que, sin embargo, vienen relacionados --conectados de forma no escindible sino insalvable, inevitable y definitiva-- por el desempeño de funciones públicas llevadas a cabo a lo largo del periodo temporal investigado".

SENTENCIAS "CONTRADICTORIAS"

El letrado llama la atención sobre las "evidentes y abismales diferencias" que se presentan en cuanto a las penas potenciales a imponer a determinados imputados, dependiendo de que fueran sometidas a un solo juicio bajo acusación de malversación continuada, o bien a varios juicios bajo acusaciones de malversación y con la posible agravante de especial gravedad.

"El resultado, obvio sin necesidad de mayor profundidad en el análisis y desde luego devastador desde la perspectiva de los derechos fundamentales, es que, en ese segundo de los escenarios posibles y a que muy lamentablemente abocaría la división, podrían exacerbarse las penas al punto de llegar a doblarlas", lamenta el letrado, que también alude a la existencia de un "evidente" riesgo de resoluciones contradictorias "de desgajarse una causa como la presente en mas de 200 juicios".

De su lado, el letrado de Guerrero, Fernando de Pablo, también ha recurrido y ha solicitado que la causa se mantenga "íntegra", ya que "si algo puede provocar dilaciones indebidas es precisamente la división con la reiteración de diligencias en distintos sumarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies