Los exeventuales de Lipasam alegan que las sentencias individuales no inciden en su reivindicación "colectiva"

Protesta de los exeventuales de Lipasam.
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2017 15:22:11CET

Defienden que las sentencias desfavorables no impiden "un acuerdo con la empresa" y aseguran que continuarán con las concentraciones

SEVILLA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores contratados intermitentemente entre 2013 y 2016 por la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam), quienes denuncian su "exclusión" de las contrataciones temporales, han defendido este miércoles que las sentencias falladas contra las demandas individuales por despido promovidas por varios de sus miembros no tienen incidencia en su reivindicación "colectiva". Además, alegan que "una sentencia desfavorable no impide un acuerdo entre el trabajador y la empresa" y señalan que continuarán con sus concentraciones de protesta.

El colectivo ha celebrado este miércoles un acto ante el Ayuntamiento de Sevilla, con la lectura de una carta relacionada con la controversia desencadenada después de que recientemente, fuesen desalojados del Consistorio junto con ediles y miembros de Participa e IU-CA, al iniciar una protesta sorpresa dentro del edificio, frente al cual se concentran diariamente.

A grandes rasgos, este colectivo fue objeto de contrataciones temporales por parte de Lipasam entre 2013 y 2016, para servicios especiales como los de Semana Santa o Feria, al no estar lista la nueva bolsa de empleo de peones promovida desde 2013. Y es que el comité de empresa de Lipasam había impugnado dicha bolsa de empleo, creada a partir de pruebas selectivas, en demanda de que los miembros de la antigua bolsa, que habrían accedido a la misma sin proceso selectivo previo, fuesen declarados como empleados indefinidos no fijos a cuenta de sus años de relación con la sociedad.

El conflicto fue resuelto en 2016, cuando por acuerdo entre Lipasam y su comité de empresa, 330 miembros de la antigua bolsa de empleo de 2005 fueron declarados como trabajadores "indefinidos no fijos por tiempo discontinuo", consolidando así su relación con la empresa, y era constituida definitivamente la nueva bolsa de empleo temporal de peones, formada por 600 personas. Dado el caso, Lipasam canalizó a través de estos dos colectivos sus contrataciones temporales, prescindiendo de los empleados eventuales con los que había ido contando entre 2013 y 2016.

EN VIRTUD DEL "PRECEDENTE"

Dado el caso, este grupo de aproximadamente 60 trabajadores reclama que se les declare también como trabajadores indefinidos no fijos por tiempo discontinuo, merced al "precedente" de los miembros de la antigua bolsa de empleo.

Pero hasta el momento, el colectivo no ha contado con respaldo en materia de sentencias judiciales. El Juzgado de lo Social número dos, por ejemplo, desestimaba recientemente una demanda de una extrabajadora de este grupo, en la que sería la cuarta sentencia con el mismo resultado, descartando que hubiese "despido alguno" porque las contrataciones eventuales no suponen "la adquisición de ningún derecho de acceso preferente a la plantilla".

Pero durante el acto celebrado este miércoles ante el Ayuntamiento, según ha explicado a Europa Press uno de los miembros del colectivo, los extrabajadores eventuales de Lipasam han defendido que las sentencias relativas a demandas por despido promovidas a título individual no tendrían incidencia en la reivindicación "colectiva". Es más, han alertado de que "en ningún momento una sentencia desfavorable impide que haya un acuerdo con la empresa".

Según han indicado, incluso entre los 330 miembros de la antigua bolsa de empleo declarados en 2016 como trabajadores indefinidos no fijos hay personas "con sentencias individuales en contra". "En ningún caso una sentencia individual hace no pueda haber un acuerdo con la empresa", han insistido, señalando el caso de los miembros de la antigua bolsa de empleo y reclamando "apoyo" al comité de empresa y al alcalde, Juan Espadas (PSOE).

EL "DESPROPORCIONADO" DESALOJO

El colectivo ha manifestado además que no prevé desistir de sus concentraciones ante el Ayuntamiento. En ese sentido, critican el "desproporcionado y violento desalojo" del que fueron objeto por parte de la Policía Local hace ahora una semana. Y es que estos exempleados eventuales, Participa e IU-CA achacan al Gobierno local y la Policía Local métodos "violentos" en dicho desalojo del Ayuntamiento, donde el colectivo celebraba una protesta sorpresa con idea de iniciar un encierro, después de haber accedido al interior del edificio para reunirse con los ediles de las formaciones de izquierda.

"No somos terroristas ni malhechores", han enfatizado, defendiendo que su comportamiento ha sido "ejemplar" en todos sus actos de protesta, que continuarán al menos hasta ser recibidos por el primer edil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies