"Expediente sancionador" en Espartinas por obras no autorizadas

Actualizado 19/08/2016 20:01:08 CET

Se trata del restaurante y otros elementos del parque del Sol, cuyos contratos son investigados en el conocido como caso Da Fra

ESPARTINAS (SEVILLA), 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha emprendido un "expediente sancionador" contra el Ayuntamiento de Espartinas (Sevilla), por la construcción hace años de una zona de juegos infantiles, un vallado, un puente y un restaurante en zonas de servidumbre y de policía de un arroyo, sin contar con autorización por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Los citados elementos se encuadran en el denominado como parque del Sol, en Espartinas, construido durante los mandatos municipales del PP y donde el Juzgado mixto número tres de Sanlúcar la Mayor investiga las adjudicaciones municipales a la sociedad Da Fra Espartinas. Dicha empresa privada, propiedad de la esposa del que fuera gerente de dos sociedades municipales durante la era del PP, resultó adjudicataria de dos contratos públicos promovidos por el Ayuntamiento espartinero, cuando estaba bajo el mandato del popular Domingo Salado.

Salado, de hecho, figura en la causa como investigado por presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a los funcionarios y falsedad de documento oficial, toda vez que Da Fra Da fue adjudicataria tanto de la explotación del restaurante del parque del Sol, como del contrato relativo a la conservación, mantenimiento, jardinería y limpieza integral de dicho parque.

El caso es que además de esta causa judicial, y mientras el restaurante del parque está actualmente cerrado, el futuro de esta zona verde está también pendiente de un expediente sancionador incoado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

SIN AUTORIZACIÓN DE LA CHG

El expediente, según un documento del Ministerio recogido por Europa Press, deriva de que en el mencionado parque del Sol fueron construidos "un parque de recreo al que se accede a través de un puente que cruza un arroyo, compuesto por un vallado perimetral y una zona de juegos infantiles, en zona de servidumbre del mencionado arroyo", sin la autorización correspondiente de la CHG. Tampoco contaría con autorización, según el documento, la construcción de "un restaurante en la zona de policía de dicho cauce".

Por todo ello, el expediente sancionador detecta una "infracción leve" de la Ley de Aguas y del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, proponiendo como "posibles sanciones" una multa de 6.684 euros al Ayuntamiento y la "obligación de reponer las cosas a su estado anterior" en el caso del puente sobre el arroyo, la zona de juegos, el vallado y el restaurante, si bien la medida quedaría "supeditada a la legalización si ésta fuera posible".

Ante este expediente, en el que media el correspondiente plazo para "formular alegaciones y proponer pruebas", fuentes municipales han señalado ya a Europa Press que el Ayuntamiento, actualmente gobernado por Olga Hervás (C's), ha decidido interponer tales alegaciones contra las medidas sancionadoras propuestas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies