Expertos implantan por primera vez en directo en el mundo una lente que corrije miopía, astigmatismo y vista cansada

Actualizado 20/04/2007 16:28:18 CET

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director de la Clínica Cimo de Sevilla, Julián Cezón, anunció hoy en Sevilla, en el marco del 'VIII Curso Internacional de Cirugía Refractiva', la realización de la primera cirugía que implantará "en directo y por primera vez en el mundo" una lente intraocular multifocal tórica, la cual permitirá corregir al mismo tiempo los problemas de miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada a un paciente.

En declaraciones a Europa Press, Cezón puntualizó que los primeros casos --no retransmitidos-- que se ha hecho en el mundo de implantación de este tipo de lente "se han realizado en Sevilla hace sólo dos semanas", si bien precisó que la primera operación en directo para 500 expertos nacionales e internaciones que se reúnen en este curso "se ha llevado a cabo este mismo mediodía".

El también director de este 'VIII Curso Internacional', quien declaró que Andalucía dispone "de un enorme prestigio internacional en el campo de la Oftalmología", detalló que la operación ha tenido lugar sobre las 13.30 horas en los quirófanos del Hospital Infanta Luisa de Sevilla.

Cezón explicó que la cirugía facorefractiva engloba "no sólo el uso del láser para corregir los problemas de miopía, sino también la implantación de lentes intraoculares", de las que insistió "permiten corregir los problemas de miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada", patología ésta última "que afecta al cien por cien de la población a partir de los 45 años y que lleva consigo el uso de gafas para poder leer".

En opinión de este experto, las introducción de técnicas punteras está permitiendo corregir "incluso graduaciones de 20 y 25 dioptrías" y aseguró que la población "puede estar tranquila a la hora de plantearse una cirugía refractiva", ya que, según dijo, "es una técnica segura y que dura unos 10 minutos, aunque primero siempre hay que realizarse un chequeo médico".

Con todo, recordó que este tipo de cirugía refractaria "no deja de ser una intervención y, como tal, está sujeta a unos riesgos, aunque sean mínimos". Además, lamentó que el uso de está técnica "quizás se está comercializando como un producto que permite dejar automáticamente de lado las gafas", una creencia de la que dijo "es totalmente inadecuada".

Así, reconoció que "no todo el mundo puede operarse" y que las gafas "seguirán existiendo siempre, pese a que en algunos casos pueden llegar a limitar a la persona". Por ello, abogó por distinguir entre el uso estético de la técnica y el "verdaderamente necesario".

Por ello, aconsejó que los usuarios que opten por operarse "no respondan sólo a un reclamo puramente publicitario", sino a casos en los que "le es vital para mejorar su vida".

CANDIDATO IDEAL

En cuanto al candidato ideal para este tipo de cirugía, indicó que existen unos mínimos, centrados fundamentalmente en la edad del paciente. Al hilo de ello, recomendó que "nadie debería de operarse por debajo de los 18 años, e inclusive de los 21", a lo que agregó que "también es absolutamente necesario comprobar que en los dos últimos años el usuario no ha sufrido un cambio en la graduación de su vista". De igual forma, apuntó que estas técnicas tampoco son aconsejables "en mujeres embarazadas o en personas con determinadas enfermedades".

En cualquier caso, aseguró a Europa Press que la implantación de lentes intraoculares ofrece "mejores resultados" que la cirugía del láser "a partir de los 50 años de edad", así como "a partir de siete u ocho dioptrías, incluso en jóvenes".

CROSS-LINKING

De igual forma, destacó que a lo largo de este curso también se llevará a cabo cirugía en directo con un procedimiento de reciente implantación, el denominado 'cross-linking', el cual "podría ayudar en algunos casos a detener la progresión del queratocono".

Según dijo, el queratocono como es una enfermedad que afecta a uno de cada 2.000 españoles, que produce una pérdida progresiva de la visión y que puede llevar en muchos casos a un trasplante de cornea. Frente a este problema, afirmó que ésta última técnica "frena la enfermedad en algunos casos, pudiendo evitar en el futuro ese trasplante de córnea".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies