Extrabajadores de Uralita piden que se ejecuten provisionalmente las dos sentencias

Actualizado 08/09/2014 16:49:45 CET

SEVILLA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los colectivos de extrabajadores de la empresa Uralita han presentado escritos para que se ejecuten provisionalmente las sentencias de los dos juicios celebrados en el último año y que condenaba a la empresa a indemnizar a estos exempleados que resultaron afectados por el amianto, de forma que con esa ejecución provisional, estos trabajadores podrían empezar a recibir las cantidades, a la espera de la resolución de los recursos presentados.

Fuentes judiciales han indicado a Europa Press que los afectados piden se ejecuten provisionalmente las sentencias "para poder percibir algo, puesto que estos trabajadores siguen enfermando y no perciben nada".

Por ello, esa ejecución provisional de las sentencias supondría que estos afectados, sobre los que los jueces fallaron a su favor, recibirían el 50 por ciento del dinero de las cantidades fijadas como indemnizaciones en las sentencias dictadas en primera instancia.

La petición de ejecución provisional está pedida para los dos juicios celebrados, aunque precisan que en el segundo juicio, celebrado en el juzgado de lo Social número 8 está más avanzada esa petición de ejecución provisional.

Han recordado que ambas sentencias están recurridas tanto por la empresa como por los propios trabajadores por considerarla insuficiente

LOS JUICIOS

En primavera de este año, el Juzgado de lo Social número 8 de Sevilla condenaba a la empresa a pagar 1,3 millones de euros a 14 extrabajadores de la antigua fábrica de Uralita en Dos Hermanas (Sevilla) que resultaron afectados por el amianto, pero que deja fuera a otros 16 por considerar que sus casos han prescrito y no se les reconoció indemnización. Ese fallo fue recurrido por la empresa y también por los abogados de los extrabajadores.

En cuanto al primer juicio, celebrado en junio de 2013 en el Juzgado de lo Social número 5 de Sevilla, tuvo lugar tras la demanda colectiva presentada por 26 extrabajadores, que reclamaban 2,2 millones de euros en indemnizaciones a la empresa por los problemas de salud sufridos fruto de la exposición al amianto.

Esa primera sentencia reconocía negligencia por parte de Uralita al no adoptar medidas de prevención suficientes pero solo condena a la empresa a indemnizar a la mitad de los demandantes, reduciendo la indemnización a 350.000 euros, ya que en el resto de casos la reclamación "se produjo demasiado tarde y la posible responsabilidad de la empresa ha prescrito".

Ante esta sentencia, tanto los abogados de los extrabajadores como de la empresa presentaron recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies