Fadeco pide que los cambios en Junta y Gobierno supongan un "mínimo retraso" en los asuntos pendientes

Actualizado 20/10/2010 14:38:32 CET

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La patronal andaluza de la construcción, Fadeco, ha pedido que la remodelación registrada en el Gobierno central y en la Junta supongan un "mínimo retraso" en los asuntos pendientes entre el hasta ahora Ministerio de Vivienda y la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, haciendo especial incidencia en la modificación del Plan Estatal de Vivienda y la posible supresión de ayudas para la vivienda protegida.

El secretario general de Fadeco, Emilio Corbacho, quiso dar en primer lugar la enhorabuena a Rosa Aguilar como recién nombrada ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, toda vez que "supone un ascenso en su carrera política".

No obstante, ha expresado su preocupación, en declaraciones a Europa Press, por el hecho de que "el diálogo fluido que teníamos con la Consejería en materia de infraestructuras y vivienda pudiera interrumpirse".

Corbacho ha indicado que la posible nueva consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz, es una persona "conocida por el sector", por lo que espera que el diálogo con la Consejería "se continúe con el mismo tono que había tenido".

Asimismo, ha mostrado su "preocupación" por la continuidad de las conversiones bilaterales entre Ministerio y Consejería en cuanto a las modificaciones del Plan Estatal de Vivienda "que se pensaba que iban a concluir este mes y posteriormente tendríamos otra reunión para ver como quedaba el futuro de las ayudas a la VPO".

En ese sentido, se ha mostrado "preocupado porque ahora con la supresión del Ministerio de Vivienda, las competencias las asumirán otros órganos y esperamos que esas conversaciones sigan en ese otro órgano y concluyan cuanto antes".

"Para el sector esta cuestión es de primera necesidad, por lo que se deben despejar todas las dudas", aseveró Corbacho, que espera que esta remodelación "no suponga una ralentización de la serie de asuntos pendientes".

Por ello, pidió que estos cambios "no supongan ningún retraso y, si lo suponen, que sea un mínimo retraso en las cuestiones pendientes entre ambas administraciones".

"Tenemos una enorme preocupación sobre lo que ocurra con el Plan de Vivienda estatal, pues el Plan de Vivienda andaluz no funciona como nos gustaría y no queremos que haya más 'inpass' y que las conversaciones se reanuden lo antes posible", aseveró.