Familia de Maloma pide al Gobierno que "expulse" a delegados del Frente Polisario hasta que ella pueda retornar

Manifestación en apoyo a la familia adoptiva de Maloma
EUROPA PRESS/CEDIDA - Archivo
Publicado 15/07/2018 21:40:55CET

SEVILLA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La familia adoptiva de Maloma Morales, la joven natural del Sáhara Occidental y nacionalizada española al ser adoptada por un matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla), ha reclamado al Gobierno que preside Pedro Sánchez "la expulsión de España de los delegados del Frente Polisario" hasta que su hija y otras jóvenes saharauis en similares circunstancias "puedan expresar su voluntad fuera de los campamentos" de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) "y lejos de sus captores".

Así lo indica la familia en un comunicado remitido a Europa Press por el padre adoptivo de Maloma, José Morales, cuando han pasado ya más de dos años y medio desde el supuesto "secuestro" de esta joven a manos de su familia biológica, en el marco de un viaje cursado por ella a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, para visitar a su familia original.

José Morales sostiene que lo que Maloma y "otras muchas mujeres adultas están sufriendo" en dichos campamentos "no es admisible", y esto "debe obligar al Gobierno de Pedro Sánchez a actuar con una contundencia que ahora ya no puede esperar, y para la que no puede seguir anteponiendo excusas".

"Nosotros, como familia de Maloma, unidos en el colectivo 'La Libertad es su derecho' con otros muchos padres de acogida, amigos y personas que se suman a exigir que todas las mujeres secuestradas y retenidas contra su voluntad en los campamentos saharauis de Tinduf puedan decidir libremente sus propias vidas, queremos pedir al Gobierno la expulsión de España de los delegados del Frente Polisario hasta que Maloma, su hija, Koria, Ljadra, Nadjiba y Darya --los nombres de otras jóvenes que estarían en similar situación-- puedan expresar su voluntad fuera de los campamentos y lejos de sus captores".

La familia adoptiva de Maloma asevera que "España no puede seguir plegada ante estos secuestros" que afectan a "españolas" a quienes el Gobierno tiene "la obligación de defenderlas y ponerlas a salvo".