La familia del preso en estado terminal convoca una concentración

Actualizado 15/09/2014 10:32:27 CET

ÉCIJA (SEVILLA), 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La familia de Pablo Moreno García, un varón de 48 años ingresado en prisión que afronta en estos momentos un cáncer en fase "terminal" --neumonía crónica y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)--, ha convocado este lunes una concentración a las 20,00 horas en Plaza del Salón de la localidad de Écija, residencia de la familia, con el fin de solicitar la puesta en libertad de este hombre al que le queda la última parte de la condena de ocho años y tres meses de cárcel que le fue impuesta por una serie de robos cometidos en el pasado.

A la concentración, convocada por la familia, asistirán todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Écija, así como su alcalde, Ricardo Gil-Toresano Riego (PP), quienes acompañaran junto a los vecinos de la localidad y amigos de la familia para recoger firmas para solicitar la libertad de Pablo Moreno ante la falta de respuestas por parte de las administraciones competentes, según ha confirmado la hermana, Amparo Moreno, a Europa Press.

Cabe recordar, que el lunes de la pasada semana los vecinos habían convocado otra concentración en el Prado de San Sebastián en la capital de sevillana en el que pedían la libertad del vecino de Écija que, desde hace siete años, permanece preso en la cárcel Sevilla II a cuenta de una condena de ocho años y tres meses de privación de libertad que le fue impuesta por delitos de robo, según explicó su hermano Juan, al pie de los edificios judiciales del Prado.

Así, el preso tiene aún pendiente el cumplimiento de un año y tres meses de condena, pero sufre un cáncer de garganta en fase terminal, una neumonía crónica e incluso porta los anticuerpos del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, por lo que sus familiares, por "razones humanitarias", reclaman su puesta en libertad, al objeto de que pase sus últimos días "con su hijo y su nieto".

RESPUESTA DE LA CONSEJERÍA

El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, ante este caso recordó la existencia de un precepto en la legislación penitenciaria por la cual se permite acordar la libertad condicional de los enfermos terminales, al objeto de que puedan fallecer en su casa, siempre que se cumplan los requisitos establecidos para ello por la ley.

Así se pronunciaron el pasado lunes, tanto De Llera como el presidente del TSJA, Lorenzo del Río --ambos comparecieron de forma conjunta--, en declaraciones a los periodistas previas a la celebración de la Comisión Mixta entre Junta y Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), quienes además han asegurado desconocer los extremos concretos del caso, por lo que "no podemos opinar si se reúnen o no los requisitos establecidos por la ley", no obstante lo cual este tipo de casuísticas "están recogidas" por la actual normativa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies