FAMP dice que prorrogar el mercado libre de luz da tiempo para renovar diálogo con Endesa y hallar soluciones

Electricidad
EP
Actualizado 28/12/2010 16:00:16 CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, ha valorado este martes la prórroga de un año otorgada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para que los consumidores de electricidad con potencias superiores a diez kilovatios (kW) abandonen la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz y pasen al mercado libre, algo que "otorga tiempo a los ayuntamientos para encontrar soluciones y renovar el diálogo con Endesa".

En declaraciones a Europa Press, Toscano asegura que ahora "hay tiempo" para que se resuelvan los problemas y, "sobre todo, para que se intente renovar el dialogo que existía en el caso de Andalucía con Endesa para encontrar fórmulas para que se puedan acoger todos los municipios".

"Nos alegramos mucho de que Industria haya sido sensible al cambio y agradecemos a la Junta de Andalucía su labor, ya que se ha interesado y apoyado la petición de la FAMP para que esto se produjera", concluye.

El Ministerio de Industria dará un año adicional de plazo, hasta el 31 de diciembre de 2011, para que los consumidores de electricidad con potencias superiores a diez kilovatios (kW) abandonen la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz y pasen al mercado libre, según indicaron a Europa Press en fuentes del departamento dirigido por Miguel Sebastián.

Esta prórroga de un año aparecerá recogida en la próxima orden ministerial de peajes, en la que se fijará la revisión de la TUR en enero, y evitará el corte de suministro eléctrico para los clientes que, al tener más de diez kilovatios, han dejado de tener derecho a la tarifa regulada y deben pasar al mercado.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha emitido informes y recomendaciones, la última de ellas a mediados de diciembre, en los que alerta de los riesgos de cortes de suministro para muchos consumidores que no han podido contratar el suministro en el mercado, entre ellos muchos ayuntamientos y entidades públicas.

De hecho, en su informe sobre la revisión de tarifas en enero el regulador consideraba necesario "alertar" a Industria sobre esta circunstancia y recomendaba una prórroga que, como solución "in extremis", evitase "la suspensión del suministro a los consumidores".

En julio de 2009 se puso en marcha la nueva TUR, de la que sólo pueden disfrutar potencias inferiores a diez kilovatios. No obstante, a los consumidores de más de diez kilovatios que no alcanzaban la alta tensión, entre ellos muchas pymes y organismos públicos, se les permitió permanecer en la TUR hasta el 31 de diciembre de 2010, pero con un recargo trimestral que, de forma disuasoria, les animase a contratar el suministro con una comercializadora de mercado.

La CNE se ha venido haciendo eco en los últimos meses de las dificultades de muchos organismos municipales por contratar el suministro en el mercado, a menudo por reticencias de las propias comercializadoras a dar ofertas adecuadas, y la propia Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha llegado a emitir quejas sobre este asunto.

La decisión de Industria de prorrogar en un año el traspaso no sólo dará oxígeno a muchos ayuntamientos, algunos de ellos endeudados en exceso, sino también a otros consumidores. En total, puede haber cerca de 14.000 clientes en esta situación.

Frente a esta liberalización obligatoria, los clientes con menos de diez kilovatios y derecho a TUR pueden pasar al mercado libre si lo desean. El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, calculó ayer que siete millones de usuarios, de los 27 millones con derecho a TUR, ya se ha pasado a una comercializadora de mercado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies