La FEMP sostiene que Andalucía es una de las regiones más perjudicadas con el nuevo modelo de financiación autonómica

Actualizado 04/03/2006 15:30:00 CET

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sostiene que Andalucía es una de las autonomías que más reducirían sus recursos con el nuevo modelo de financiación autonómica que el Estado pretende negociar con las comunidades de régimen común. Esta negociación se basa en el acuerdo alanzando por el jefe del Ejecutivo del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y Convergencia y Unión (CiU), que supuso un paso decisivo para la definición de un nuevo Estatuto de Autonomía para Cataluña. El trabajo de la FEMP es una primera aproximación sobre los resultados que se obtendrían en la extensión de este acuerdo a las autonomías de régimen común.

Con este acuerdo se aumentan los porcentajes de participación en los principales impuestos cedidos a Cataluña, del 33 por ciento al 50 por ciento del Impuesto de la Renta y de las Personas Físicas (IRPF), del 40 por ciento al 58 por ciento en impuestos especiales y el 50 por ciento del IVA.

Otra de las cuestiones claves en este modelo de financiación, según este trabajo, es la articulación de los mecanismos de solidaridad. El Gobierno central mantiene que la solidaridad interterritorial es una competencia estatal y se compromete a que Cataluña no pierda posiciones en su posición sobre la financiación per cápita que recibe tras la aplicación de la aportación solidaria al conjunto de España.

El Ejecutivo del PSOE manifestó que este acuerdo es extensible al conjunto de las autonomías de régimen común, con lo que próximamente se abrirá un proceso de negociación en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Según los criterios del nuevo acuerdo, las autonomías en su conjunto verán incrementados sus recursos tributarios, (incluyendo los procedentes de los tributos cedidos y de las tasas), en unos 17.800 millones de euros hasta alcanzar más de 70.800 millones de euros.

Más del 90 por ciento de los recursos de las regiones de régimen común procederían de estos ingresos tributarios. Con los criterios del actual sistema de financiación, los recursos tributarios representan un 69 por ciento.

Por figuras tributarias, el IRPF seguiría siendo el tributo que mayores recursos aporta a las autonomías seguida del IVA, que ganarían peso relativo en detrimento de los impuestos especiales y de los tributos cedidos (patrimonio, transmisiones patrimoniales, actos jurídicos y sucesiones y donaciones).

En función de la distribución por comunidades autónomas, las regiones "que más incrementarían sus recursos de la mano de los nuevos porcentajes cedidos serían Canarias, Cataluña, Madrid y Aragón (por dicho orden)". Sin embargo, Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Extremadura tendrían los incrementos de la cesta de tributos más reducidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies