Fiscalía pide 18 años y tres meses a un acusado de violar a su hija menor de edad en Sevilla

Contador
Actualizado 06/02/2018 12:57:51 CET

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía solicita una pena de prisión de 18 años y tres meses para un varón acusado de violar presuntamente a una de sus hijas, menor de edad, así como por un supuesto delito de maltrato y exhibicionismo, hechos por los que ha sido juzgado este martes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla.

Fuentes del caso han señalado a Europa Press que el Ministerio Público solicita para el encausado 14 años y seis meses de prisión por un delito de agresión sexual continuado, dos años y nueve meses por un delito de malos tratos y un año por un delito de exhibicionismo. Por su parte, la Junta de Andalucía, que ejerce la defensa de la víctima, añade al acusado un delito de provocación y su solicitud de prisión para el enjuiciado asciende a 20 años.

Los hechos --denunciados en el año 2015-- por los que el acusado ha sido juzgado este martes en la Audiencia Provincial comenzaron a producirse en el año 2011. La víctima, nacida en 2001, es la mayor de siete hermanos --cuatro niñas y tres niños--.

En el año 2013 la Junta de Andalucía se hizo cargo de la tutela de los siete menores de edad, quienes residían en una vivienda del Polígono Sur de la capital andaluza y se encontraban "en una situación de casi desamparo", según las citadas fuentes. Desde entonces algunos de los menores pasaron a vivir con familias en situación de pre-acogida y otros, a un centro de menores.

Precisamente fue uno de los hijos menores del encausado y su pareja que vivía con una familia en situación de pre-acogida quien comenzó a contar algunos de los episodios que sucedieron en su casa. A raíz de estas confesiones, se abrió una investigación sobre los progenitores.

Aunque en fase de instrucción tanto el padre, nacido en 1982, como la madre de los niños fueron investigados, finalmente se levantó la imputación sobre la madre al considerarse "una víctima" más.

Precisamente, el varón, en prisión preventiva desde 2016 y por un delito relacionado con la seguridad vial, ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito de violencia de género contra su pareja y madre de los siete menores, si bien esta condena está recurrida.

El acusado por violar presuntamente a su hija, que permanece en un centro de menores actualmente, ha negado los hechos durante la celebración del juicio este martes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, donde estaban citados a declarar como testigos la víctima, que cuenta en la actualidad con 16 años, y un hermano de ésta --nacido en 2003--, quien no se ha presentado al encontrarse "fugado" del centro de menores donde se encuentra.

Además estaban llamados como testigos al juicio, que ha quedado visto para sentencia, la madre de los niños y una pediatra, así como peritos y un trabajador social de la Junta que visitó el domicilio familiar y realizó el informe por el que se retiró la tutela a los progenitores.