Fley insiste en vender la Gavidia al "mayor beneficio posible" y descarta un uso municipal

Asunción Fley.
EUROPA PRESS
Actualizado 06/12/2012 12:20:39 CET

SEVILLA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La concejal de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Sevilla, Asunción Fley, asegura que el Gobierno municipal insistirá en la enajenación de la antigua comisaría de la plaza de la Concordia, popularmente conocida como el edificio de la Gavidia a cuenta de la plaza que flanquea el inmueble. "Lo lógico", según ha manifestado Fley en una entrevista con Europa Press, es que la antigua comisaría "se pueda enajenar con el mayor beneficio posible y el mayor beneficio posible no lo da una sede administrativa".

Como se recordará, cuando en el otoño de 2011 el Gobierno municipal pergeñó los presupuestos generales del Ayuntamiento para 2012, el capítulo de ingresos del proyecto presupuestario incluyó 19.105.245 euros por la enajenación de la antigua comisaría de la Policía Nacional de la plaza de la Concordia, popularmente asociada a la plaza de la Gavidia, y la venta del edificio municipal de la calle Pajaritos y del mobiliario antiguo del hotel Alfonso XIII, también de titularidad municipal.

DESTINADO A USO PÚBLICO

Tal aspecto motivó no pocas críticas, pues por ejemplo el PSOE dudaba seriamente de que a lo largo de 2012 fuese posible consumar las modificaciones de planeamiento necesarias para enajenar el edificio de la Gavidia, cerrar la operación de venta y cosechar los correspondientes ingresos. Y es que el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) califica la finca de este edificio como suelo de interés público y social (SIPS) y la destina a equipamientos socio culturales, aspecto reñido con la operación de venta en cuestión.

De cualquier modo, el pasado mes de mayo el pleno del Ayuntamiento hispalense aprobó una serie de modificaciones puntuales del texto refundido del Plan General de Ordenación Urbana de 2006, incluyendo una de ellas un cambio de calificación de la finca perteneciente a la antigua comisaría. En concreto, esta modificación puntual abordaba una nueva clasificación para esta parcela declarada como suelo de interés público y social, al objeto de que la finca admitiese la construcción de una gran superficie comercial.

EL VETO DE LA JUNTA

La Comisión provincial de Patrimonio Histórico, adscrita a la Administración autonómica, informó desfavorablemente sobre esta modificación puntual del planeamiento urbano con el argumento de que dados los problemas de movilidad que sufre actualmente el entorno de las plazas de la Concordia y La Gavidia, la creación de otra gran superficie comercial en la zona "podría producir una merma considerable de los valores ambientales y visuales de ese sector del conjunto histórico" de Sevilla.

Ante este escenario, el Ayuntamiento hispalense emprendió una serie de modificaciones presupuestarias para cubrir los aspectos e iniciativas cuya financiación dependía de los ingresos subordinados a la enajenación de este edificio. Fue el caso, por ejemplo, de 2,9 millones de euros correspondientes a obras de restauración y mejora en los colegios públicos de la ciudad.

Pues bien, a lo largo de esta entrevista, Asunción Fley ha examinado desde el comienzo el asunto de la antigua comisaría de la Gavidia y ha defendido su decisión de elaborar los presupuestos de 2012 contando con los ingresos correspondientes a la venta del inmueble. Fley ha recordado la merma de recursos económicos que sufre el Consistorio hispalense y ha explicado, así, que "no había más presupuesto" para emprender las inversiones necesarias y ella "estaba convencida de que la venta del edificio era posible".

"TODO ESTABA PREPARADO"

"Todo estaba preparado para que se llevase a cabo, pero pesaron razones externas, sobre todo motivadas por la Junta de Andalucía", se ha defendido Asunción Fley. En ese sentido, ha argumentado que el Ayuntamiento ha solucionado con "recursos propios" las inversiones sujetas a los ingresos previstos por la venta del edificio, aunque ha reconocido que estas inversiones e iniciativas no han contado con "la cuantía que necesitábamos" dada esta solución alternativa.

Pero de cualquier modo, y ya con la vista puesta en el futuro, Asunción Fley ha asegurado que el Gobierno municipal insistirá "en el planteamiento de vender" la antigua comisaría porque, desde su perspectiva, eso es "lo lógico". "El edificio de la Gavidia no tiene realmente beneficio como uso administrativo. Lo lógico por el entorno y las necesidades es que se pueda enajenar con el mayor beneficio posible y el mayor beneficio posible no lo da una sede administrativa", ha resumido la concejal de Hacienda y Administración Pública.

Así, ha defendido la idea de "desbloquear" la enajenación del edificio, porque "no beneficia a nadie que aquello se caiga o que cueste al erario público un dineral mantenerlo" en pie y vigilado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies